Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado condenará el ataque a Blanquerna pero PNV pide que también se rechace la "proliferación" de gestos franquistas

El Pleno del Senado aprobará el martes una declaración de condena del asalto la semana pasada por ultraderechistas de la librería Blanquerna, un texto similar al que ya aprobó el Congreso. Pero el PNV quiere además que la cámara exprese su preocupación por la "proliferación" de gestos franquistas.
La declaración que los grupos parlamentarios están impulsando sigue la pauta de la de la cámara baja, en la que se condenó lo ocurrido y se reafirmó el convencimiento de que la democracia "es incompatible con actos violentos que vulneren la libertad de los españoles".
Sin embargo, el PNV ha creído necesario presentar un texto "más explícito" en una moción. Cuatro de sus senadores se encontraban en Blanquerna acompañando a políticos catalanes en la celebración de la Diada en Blanquerna: el portavoz, Jokin Bildarratz, Iñaki Anasagasti, Ruth Martínez y María Eugenia Iparragirre.
La propuesta consta de cuatro puntos. En el primero se condena lo ocurrido en Blanquerna y se muestra la solidaridad con las instituciones y las personas afectadas. A continuación, se expresa la preocupación por la "proliferación" de actos en recuerdo de la dictadura franquista y la "continua utilización de símbolos pre constitucionales".
MÁS SENSIBILIDAD
En un tercer punto, el PNV propone al Senado solicitar a las instituciones que apliquen la ley y que tengan también una "especial sensibilidad y contundencia" al afrontar estos hechos "deleznables". Y concluye la moción con una "apelación a la paz y a la convivencia basada en el respeto al adversario".
Anasagasti ha explicado a Europa Press que al presentar esta iniciativa no buscan el enfrentamiento sino que ven necesario expresar la preocupación de la Cámara Alta por "un fenómeno que crece, que está ahí y que es también europeo".
El senador vasco ha asegurado que le llamó mucho la atención que buena parte del grupo de ultraderechistas que asaltó Blanquerna lo hiciera "a cara descubierta", lo que demuestra a su juicio que "están envalentonados". "Es un tema que va a más", añade.