Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado insta al Gobierno a defender el nombramiento de la Catedral de Jaén como Patrimonio de la Humanidad

La Comisión de Cultura del Senado ha aprobado este lunes por unanimidad la moción del PP en la que se insta al Gobierno a apoyar y defender en las instancias internacionales oportunas el nombramiento de la Catedral de Jaén como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, una iniciativa que ha estado defendida por el alcalde y senador, José Enrique Fernández de Moya.
Cabe recordar que el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco evaluará la candidatura de la Catedral, como modificación mayor del expediente de Úbeda y Baeza, reconocidos en 2003, en la asamblea que se celebrará del 15 al 25 de junio en Doha (Qatar). Concretamente analizará el informe técnico realizado por Icomos tras el análisis in situ que uno de sus técnicos realizó el pasado octubre.
La moción ha suscitado el apoyo unánime de todos los grupos de la Cámara Alta pero su debate no ha logrado el mismo consenso ya que tanto PSOE como PP han empleado buena parte del tiempo de sus intervenciones para criticar la falta de inversiones de los gobiernos de signo contrario.
El regidor jiennense ha sido el encargado de repasar la historia y las particularidades de la obra maestra de Andrés de Vandelvira, cumbre del Renacimiento y modelo para varias catedrales de América y en su primera intervención agradeció la implicación de "cada uno de los estamentos políticos, eclesiásticos, institucionales o vecinales en torno a la candidatura" o a los alcaldes de Úbeda y Baeza.
Sin embargo, acabó su intervención afeando la falta de inversiones de la Junta de Andalucía o que, a su juicio, la Diputación Provincial decidiera "esconder" a la Catedral durante la pasada Feria Internacional de Turismo, Fitur, de Madrid. "La Diputación ha dado de lado a la Catedral", ha aseverado, reclamando a la institución que "no se limite a poner carteles con fotos" en alusión a los carteles que la Diputación ha colocado por la ciudad en apoyo a la candidatura.
Por su parte, el portavoz socialista y expresidente de la Diputación Provincial, Felipe López, propuso a los 'populares' incluir en su iniciativa una enmienda que instara al Gobierno central a mantener una "trayectoria de inversiones" para "dar coherencia al discurso del PP" y que el Ejecutivo deje claro que realmente tiene un "compromiso económico" con las necesidades del templo.
Aún siendo consciente de la situación económica, López considera necesario que los Presupuestos Generales del Estado de los próximos años recogieran una "inversión acorde a las numerosas necesidades" de la catedral y ha defendido que sería "con retorno en empleo, en la actividad económica y en el desarrollo turístico".
Sin embargo, Fernández de Moya rechazó incluir en su iniciativa la petición de inversión argumentando que cuando el PSOE estuvo en el Gobierno central comprometió casi cinco millones de euros hasta 2011 pero que la catedral no vio "ni un solo euro" en el periodo previsto.
Así las cosas, las intervenciones de socialistas y 'populares' desembocaron en recíprocas acusaciones de falta de inversión desde las instituciones que ocupan cada uno de ellos. "Si me pide esfuerzo conjunto de Junta y Estado estaré encantado pero ustedes luego a la Junta no le piden nada", ha dicho el alcalde minutos antes de que López expusiera que la administración regional sí ha llevado a cabo sus compromisos presupuestarios con el edificio.
En la misma línea, el ex dirigente provincial ha insistido en pedir un plan de inversión que "permita mantener la coherencia entre las intenciones y los hechos" y ha mantenido que fue la Junta de Andalucía la que asumió la remodelación de la Plaza de Santa María, algo que ha negado el alcalde asegurando que dicha obra fue pagada por el Ayuntamiento de la capital con cargo al plan de pago a proveedores.