Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado rechaza la moción del PSOE que pedía el cierre de El Cabril cuando complete su capacidad

La Comisión de Medio Ambiente del Senado ha rechazado, en virtud de la mayoría absoluta del PP, la moción defendida por el secretario general del PSOE de Córdoba y vicepresidente segundo de esta Comisión, Juan Pablo Durán, para que se instase al Gobierno a clausurar y sellar el almacén de residuos de media, baja y muy baja actividad de El Cabril, una vez completada su capacidad.
La iniciativa del PSOE, según ha expuesto el senador, pretendía instar al Gobierno central a trabajar con una planificación y con previsiones para cuando El Cabril alcance la capacidad que tiene autorizada, algo que puede ocurrir en unos seis u ocho años.
Durán ha expuesto la inquietud que las declaraciones del presidente de Enresa, Francisco Gil, y del propio ministro de Industria, José Manuel Soria, sobre la voluntad de hacer un estudio para la posible ampliación del cementerio, produjeron en la zona y ha expuesto que, en contra de ello, el Parlamento andaluz, "como muestra de la voluntad del pueblo andaluz", ha venido reiterando su rechazo a cualquier tipo de ampliación y se ha ceñido a la declaración de uso del año 2001 por el que se establecía el volumen máximo de almacenamiento, 100.000 metros cúbicos para residuos de media y baja actividad y 130.000 para los de muy baja.
"Todas las manifestaciones de los representantes del pueblo andaluz han tendido a afirmar que una vez que se haya colmatado, el centro del Cabril sería clausurado y sellado, por lo que le pido a esta comisión que sean receptivos con la voluntad que tantas veces ha manifestado el pueblo andaluz", ha dicho Durán.
Además, ha reclamado que, como recoge el Plan General de Residuos, se defina un nuevo emplazamiento para el almacenaje, al respecto de lo cual ha dicho que desde Andalucía "se trabajará intensamente para que no sea en territorio andaluz". Así, empleando una expresión que ha atribuido a un parlamentario del PP, ha dicho que "Andalucía ya ha sido bastante solidaria con el resto de España".
Por último, Durán ha pedido que se recupere el canon a los cuatro municipios de influencia del almacenamientos, Hornachuelos, Fuente Obejuna, Alanís y Las Navas de la Concepción y se hagan convenios con los ayuntamientos implicados para su desarrollo económico y la creación de empleo.
PARA EL PP HAY UNA "DOBLE VARA DE MEDIR"
Sin embargo, el PP no ha aceptado la iniciativa socialista y la senadora y alcaldesa de Peñarroya, María Gil, ha acusado al PSOE de tener "memoria selectiva" en este asunto ya que a lo largo de los años, "cuando gobernaba, lejos de oponerse a la ampliación de las instalaciones" ha ido autorizando la misma.
"Pretenden ahora justificarse ante los cordobeses cuando fueron los que autorizaron, inauguraron este tipo de instalaciones y les concedieron todo tipo de licencias con sus respectivas bondades" ha criticado Gil, que ha insistido en los gobiernos del PSOE han ido justificando la existencia y desarrollo de El Cabril y no otros, en base a la necesidad de almacenar residuos de accidentes o los procedentes de hospitales o las centrales desmanteladas.
"En sus 21 años de Gobierno socialista nunca cuestionaron lo que hoy plantean, sacan su doble vara de medir", ha dicho la senadora 'popular', que, en el plano económico, también ha expuesto que trabajan en plantilla 125 personas mientras que como personal colaborador en el segundo cuatrimestre de 2014 contrataron 176.
Gil también ha subrayado los beneficios de las asignaciones de Enresa a los municipios de la zona, 98,2 millones de euros desde el año 1989 para Hornachuelos, Las Navas de la Concepción, Fuente Obejuna y Alanís y cómo mientras que la Junta ha recibido, en concepto de impuestos, más de 41,2 millones de euros y 11,9 millones a través del Estado, la administración regional ha dado "cero" a los municipios de la zona.