Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado ratifica definitivamente el acuerdo que desbloqueará las adopciones con Rusia

Por imposición de Moscú, el convenio cerrará la puerta a solicitantes homosexuales y personas solteras
El Senado ha ratificado definitivamente este miércoles el acuerdo que permitirá desbloquear las adopciones con Rusia, pero que, por imposición de Moscú, no permitirá que personas solteras u homosexuales de nuestro país pueden acoger a menores rusos.
Se trata del último paso que faltaba por dar en nuestro país antes de que el acuerdo pueda entrar en vigor.
El convenio de adopciones con Rusia ha sido aprobado con 232 votos a favor, dos en contra (uno de ellos del senador Jesús Enrique Iglesias, de IU) y 5 abstenciones.
Iglesias ha justificado su voto en contra porque, en su opinión, aceptando que Rusia pueda vetar a los homosexuales, España admite de manera "implícita" que estas personas no son igual de capaces de "amar y educar" a estos menores.
La senadora del PP, Rosa María Vindel, ha juzgado "intolerable" la postura de Iglesias, pues equivale a pretender que nadie pueda adoptar en Rusia por la actitud de este país para con los homosexuales. Sin embargo, Vindel ha subrayado que este convenio no va de los "derechos fundamentales" de este colectivo, sino de abordar una cuestión "humanitaria" que afecta a cientos de familias españolas.
Este acuerdo, cuando entre en vigor, pondrá fin a la angustia de la mayoría de las casi 600 familias españolas que vieron cómo se paralizaban sus procesos por la decisión que Moscú tomó hace un año de frenar los trámites que vinieran de países que reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, como es el caso de España.
El senador del PSOE Dimas Sañudo ha precisado que el voto a favor de su grupo al convenio debe interpretarse como un "sí crítico", guiado por la "necesidad de las familias y el interés del menor". Pero ha manifestado su "insatisfacción" por el veto a los homosexuales.
En representación del PNV, que ha votado a favor de la ratificación del convenio, Iñaki Anasagasti ha señalado que "claro" que a su grupo le gustaría que la legislación rusa "no fuera homófoba", pero ha indicado que lo "fundamental" son las familias que esperan adoptar niños rusos.
El senador del PSC Joan Sabaté también ha defendido la ratificación del acuerdo para poner fin a la "frustración" de cientos de familias, si bien ha dicho entender los argumentos esgrimidos por IU solicitando que no se aprobara el convenio.
Por CiU, Coralí Cunyat ha subrayado que es Rusia quien impone las condiciones para adoptar en su país, por lo que, aunque ha dicho "no compartir algunos aspectos incluidos en este convenio", ha explicado que su grupo iba a votar a favor por las familias que están viviendo una "auténtica agonía".