Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado rechaza que los nietos de todos los emigrantes puedan ser españoles

La Comisión de Justicia del Senado ha rechazado hoy una moción del Grupo Popular que instaba al Gobierno a modificar la Ley de Memoria Histórica para que los nietos de todos los emigrantes españoles -y no sólo los de los exiliados- tengan derecho a solicitar la nacionalidad española.
Durante el debate, el senador del grupo socialista Anselmo Pestana ha expresado el rechazo a la iniciativa, ya que, su entender, de ella se trasluce una oposición del PP a la Ley de la Memoria Histórica.
No obstante, el parlamentario socialista ha dejado abierta la posibilidad de estudiar en el futuro la inclusión de otros supuestos, aunque ha subrayado que por el momento sólo pueden acogerse los nietos de los exiliados.
Ha recordado Pestana que la nacionalidad se adquiere a través de la vía paterna o materna, pero en este caso se saltaron esa vía y se ofreció la posibilidad a los nietos porque "cientos de miles de españoles tuvieron que exiliarse -fueran de derechas, de izquierdas, nacionalistas o no- simple y llanamente por tener convicciones democráticas y defender la legalidad".
Por su parte, la senadora del PP María Jesús Sainz, autora de la iniciativa, ha lamentado la postura de los socialistas, a quienes ha acusado "discriminar por razones políticas" a los españoles que viven en el extranjero.
La moción instaba al Gobierno a remitir a las Cortes Generales un proyecto de ley que modificara la regulación de la adquisición de la nacionalidad, ya que la normativa actual sólo permite acceder a la condición de español a los nietos de los exiliados entre el comienzo de la Guerra Civil y hasta diciembre de 1955.
María Jesús Saiz ha pedido al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que "se deje de cicaterías" con los emigrantes y ha acusado a los socialistas de mantener un "doble discurso por pregonar la extensión de derechos y la igualdad entre españoles, "cuando en la realidad lo que aplican es la negación de derechos y la discriminación".
Así, ha calificado de engaño el anuncio realizado por el propio Zapatero en Buenos Aires, en el que, según ella, prometió un Real Decreto que facilitaría la nacionalidad española para todos los nietos de emigrantes.
"Le fue fácil vender ilusión, pero una vez más la gente recogió desengaño", ha indicado la senadora antes de resaltar que la normativa actual "va a crear españoles de primera y españoles de segunda en todos los países del mundo".
Desde las filas de la Entesa, Miquel Bofill ha considerado que con la moción el PP pretendía reabrir el debate de la Ley de la Memoria Histórica y ha instado al grupo proponente a que modifique la Ley del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior si es que quiere ampliar derechos a los ciudadanos que están o estuvieron en el extranjero.
Por su parte, Joseba Zubia, del PNV, también ha opinado que el PP pretendía modificar la actual regulación, en tanto que Pere Sampol, del grupo mixto, ha explicado que no le parecía correcto que se utilizara la Ley de Memoria Histórica para extender el derecho a la nacionalidad a otro colectivo.