Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado gastó 608.461,66 euros en pagar los traslados de sus señorías de enero a marzo, 756 al mes por senador

Pagó además 46.875 euros en viajes al exterior, aunque 37.199 fueron para uno: García-Escudero representó a España en un funeral en Chile
El Senado desembolsó de enero a marzo 608.461 euros para pagar los viajes de los 265 senadores, fundamentalmente entre la circunscripción de cada uno de ellos y Madrid, donde realizan su trabajo parlamentario. La media arroja un gasto de 756 euros al mes por cabeza, similar al gasto medio de 770 euros mensuales del año pasado, según los cálculos de Europa Press a partir de la información de la Cámara.
De enero a marzo pasado, el Senado tuvo una actividad parlamentaria atípica y muy limitada porque se encontraba a la espera de que el Congreso eligiera al presidente del Gobierno tras las elecciones de diciembre. Así, celebró tres Plenos: el de constitución de la Cámara, el 13 de enero, y otros dos en marzo. Y únicamente trabajaron tres comisiones, la de Incompatibilidades y la de Suplicatorios, y una Comisión Mixta con el Congreso.
Con esta actividad, el gasto en viajes en este periodo es un 9,4 por ciento más bajo que en el mismo trimestre de 2015, cuando el Senado trabajaba a pleno rendimiento y pagó 672.218,56 euros en desplazamientos.
La cifra duplica sin embargo la facturada en el periodo de octubre a diciembre del año pasado, cuando las Cortes estaban disueltas por las elecciones y no se realizó ninguna actividad. La Cámara Alta gastó en todo 2015 un total de 2,46 millones en viajes.
LA INFORMACIÓN, EN BRUTO
El Senado ofrece esta información desde el año 2014 como una de las medidas para aplicar la Ley de Transparencia y a raíz de la polémica por el pago de viajes a Canarias del 'popular' José Antonio Monago cuando era senador por Extremadura.
La Cámara financia los traslados entre la circunscripción de cada parlamentario y Madrid, pero también paga algunos viajes para actividades políticas. Todos ellos tienen que estar autorizados por los portavoces de los grupos parlamentarios.
Pero sólo se hacen públicas las cifras totales, sin el detalle de cuánto gastó cada partido, cada senador y en viajes a qué destinos. De enero a marzo, el Senado pagó 446.229,16 euros para desplazamientos entre Madrid y la provincia de cada cual, y otros 63.176,41 en viajes para alguna actividad política, cifra esta que también se encuentra en la media de otros trimestres.
Sí se produjo una gran rebaja en el gasto en viajes oficiales, porque sólo desembolsó 851,86 euros, lejos por ejemplo de los 6.050 del primer trimestre de 2015.
En total, 510.257,43 euros; la facturación fue sin embargo de 608.461,66 euros. La diferencia, según explica la Cámara Alta, es que en esta última cifra se incluyen los gastos de gestión, de cancelación y de cambio de billetes, así como los billetes emitidos pendientes de utilización.
ACTIVIDAD INTERNACIONAL
La institución también ha desvelado el coste de los desplazamientos fuera de España. En la XI legislatura diferentes representantes del Senado han realizado un total de cinco viajes al extranjero por valor de 46.875,15 euros.
El más costoso ha sido un trayecto a Santiago de Chile, donde el presidente de la Cámara Alta, Pio García-Escudero, acudió al funeral del que fue presidente chileno de 1990 a 1994, Patricio Aylwin, en representación del Estado español. El coste económico de este viaje cuya duración fue de dos días, del 21 al 23 de abril, asciende a 37.199 euros.
Con motivo de la celebración en La Haya (Países Bajos) de una reunión de presidentes de Comisión sobre la trata de personas en la era digital, el Senado se gastó 4.991,20 euros; por otra de secretarios generales de Parlamentos de la Unión Europea en Luxemburgo pagó 1.568,53; y para el desarrollo de un taller en Estambul (Turquía) desembolsó 3.116,42 euros. También consta un encuentro parlamentario Asia-Europa celebrado en Mongolia, del que no se ha desvelado todavía el coste.
Por otro lado, se han celebrado tres actividades en el Palacio del Senado que han supuesto un coste de 684,28 euros para las arcas públicas. Dentro de esta cuantía, sólo la visita de una delegación de la Cámara de los Lores del Reino Unido costó 634,81 euros, mientras que con la visita de una delegación de políticos de la República Popular China en Senado se gastó 49,47 euros.
No se detalla por último lo que costó un curso para asesores parlamentarios que tuvo lugar en la Cámara Alta el pasado 14 de abril.