Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado acepta el criterio valenciano y no reducirá ahora el número de senadores autonómicos de la comunidad

La Diputación Permanente del Senado ha aprobado por unanimidad no reducir ahora el número de senadores que designan las Cortes Valencianas, que tienen que pasar de seis a cinco al haber disminuido la población de esa Comunidad, y dejar el recorte para las próximas elecciones autonómicas, dentro de tres años.
Así lo han decidido todos los grupos de la Cámara por unanimidad en una decisión poco habitual: han votado en contra de una propuesta de la Mesa de la Diputación Permanente del Senado que seguía los criterios de los servicios jurídicos de la Cámara.
Como en cada cambio de legislatura, el Senado tiene que revisar el número de sus miembros de acuerdo con el censo electoral. Hasta la fecha, los cambios siempre habían sido para sumar senadores autonómicos, cuyo número va ligado a la población; de hecho, eran 46 en 1982 y han subido hasta los 58 actuales. Cada ampliación se produjo siempre con cada nueva legislatura de las Cortes Generales.
Pero en esta ocasión se trataba de reducir el número, porque la Comunidad Valenciana ha bajado de los cinco millones de habitantes, y es éste recorte el que ha provocado la controversia.
Los servicios jurídicos del Senado defienden que la composición de la Cámara Alta la fija esta institución y que lo hace cuando llegan las elecciones generales, cuando se revisa el censo; los letrados de las Cortes Valencianas entienden sin embargo que sus senadores de designación son elegidos para cuatro años según el ciclo electoral autonómico y que ahora no se le puede retirar el mandato a uno de ellos.
Así las cosas, los grupos del Senado han tenido que votar y han decidido hacerlo en contra del criterio de sus servicios jurídicos: la Comunidad Valenciana seguirá teniendo en la próxima legislatura seis senadores autonómicos, hasta que lleguen las elecciones valencianas.
UNA SOLUCIÓN POLÍTICA A UN PROBLEMA JURÍDICO
Todos los portavoces han argumentado que han tomado una decisión política para resolver un problema jurídico; han dado las gracias a los letrados del Senado por su trabajo y se han comprometido a una reforma legal para evitar una situación así en el futuro.
José Manuel Barreiro ha explicado por qué también el PP se ha mostrado a favor del criterio valenciano. "Se ajusta más a ese carácter territorial del Senado y a la defensa del autogobierno y del marco autonómico que la representación se adecue en el marco temporal a las Cortes Valencianas", ha dicho.
El portavoz socialista, Óscar López, ha lamentado la situación y que sea una votación política la que cambie el número de representantes de una asamblea legislativa. "No puede ser que el que haya un senador más o menos dependa de una mayoría parlamentaria, no puede ser", ha censurado.
Maribel Mora, portavoz de Podemos-En Comú-Compromís-En Marea ha considerado que la Diputación Permanente no es la que debería decidir sobre esta cuestión ni su criterio puede "primar" sobre el de un parlamento autonómico. A su juicio, si se acepta reducir ahora el número de parlamentarios sería como establecer senadores "de primera", los elegidos en las urnas y cuyo mandato es "intocable", y senadores de segunda, los autonómicos, que pueden ver su mandato "limitado".
DL CENSURA EL "INTERÉS ELECTORAL" DEL PP
Josep Lluís Cleries, portavoz de CiU, ha explicado que los senadores autonómicos tienen un encargo político, "representar al pueblo valenciano durante la legislatura de las Cortes Valencianas", que no se puede variar. Y ha aprovechado para criticar al PP por aceptar en esta ocasión el criterio valenciano sobre el constitucional "por interés electoral", puesto que en el caso de Cataluña, ha dicho, los 'populares' "van a golpe de sentencia y con suspensión cautelar".
El portavoz de ERC, Santiago Vidal, se ha mostrado también de acuerdo con el resto de los grupos. "Nos gustaría que el Tribunal Constitucional pudiera en su día resolver esa laguna", ha añadido. por el PNV, su portavoz Jokin Bildarratz ha apostado por defender la posición "del más débil, en este caso, las Cortes Valencianas". "Nos cuesta mucho como PNV ir contra lo que han acordado todos los grupos de las Cortes Valencianas", ha explicado.
Por último, el portavoz del Grupo Mixto y miembro de Ciudadanos, Luis Crisol, ha considerado que mantener los seis senadores valencianos "favorece más la representatividad" de aquella Comunidad.