Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un preso de Sevilla-I que padece cirrosis hepática solicitará este viernes su excarcelación

La defensa de un preso de Sevilla-I que lleva encarcelado desde 1997, y que padece cirrosis hepática acudirá este viernes a los juzgados de la capital para presentar un Hábeas Corpus en nombre de su cliente y solicitar la excarcelación "inmediata" del mismo.
Según ha informado el letrado Martín Eliseo a Europa Press, su cliente, Francisco Javier Caramel Guillén, se encuentra en prisión por dos delitos, ninguno de ellos de sangre, padece cirrosis hepática y su estado de salud "es muy malo y no está recibiendo el tratamiento médico que necesita", según ha criticado.
Por esta razón, este viernes tiene previsto firmar el Hábeas Corpus --institución jurídica que garantiza la libertad del individuo y tutela los derechos fundamentales derivados de la vida y la libertad frente a cualquier acto u omisión de cualquier autoridad, funcionario o persona que pueda vulnerar dichos derechos-- a través del cual solicitará su excarcelación inmediata.
Dicho documento será presentado sobre las 10,00 horas ante el Juzgado de Guardia con la intención de que su excarcelación se lleve a cabo ese mismo día. Junto al letrado, acudirá Miguel Montes Neiro, el que fue conocido como "el preso más antiguo de España", quien ha hecho posible el contacto entre el reo y su defensa y ha organizado el movimiento en favor de su excarcelación.
La enfermedad que padece el reo fue el motivo por el que Instituciones Penitenciarias le concedió el tercer grado, aunque "en la práctica sigue en la misma situación que antes", critica su defensa, que ya la semana pasada solicitó su libertad al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla, aunque aún no han recibido respuesta al respecto.
En un primer momento, la situación de este preso fue lo que motivó la acción de su defensa, sin embargo, el abogado considera que su cliente "debería haber salido de prisión hace tres años".
Tras el análisis detallado de la condena, el letrado ha señalado que a esta persona, natural de Sevilla, se le condenó por dos delitos a penas de cuatro años y cuatro años y medio, respectivamente, por lo que, "debería estar en la calle desde 2009, pero el centro señala que su libertad se hará efectiva en 2017".