Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sevilla dice que en el PSOE hay gente "que olvida con demasiada frecuencia que es un partido nacional"

"Estas elecciones no se plantean desde Valencia, sino desde Ferraz y tenemos que decir a los votantes que votar Podemos no es votar PSOE"
El coordinador económico del PSOE, Jordi Sevilla, ha afirmado este viernes que en su partido "hay gente que prima mucho más su particularismo concreto en un momento concreto y que tiende a olvidar con demasiada frecuencia que este es un partido nacional con un proyecto nacional".
Sevilla no ha querido poner nombres a esas personas y ha dicho coincidir con el presidente del Congreso, Patxi López, en que "con los años se soportan menos algunas tonterías". Según ha dicho, en el partido hay más unidad de la que a veces se visualiza, y también hay gente que está más preocupada del "qué hay de lo mío". "Y eso no toca", ha dicho, en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.
Preguntado en concreto por el líder del PSPV, Ximo Puig, que negocia un acuerdo para que su partido se presente al Senado con Podemos y Compromís, contra el criterio de Ferraz, ha dicho que entiende sus planteamientos "visto desde Valencia", pero que "estas no son unas elecciones que se planteen desde Valencia, sino desde Madrid".
En unas generales, ha dicho, lo que tienen que hacer es "decirle a todos los votantes progresistas del país que votar Podemos no es votar PSOE y votar PSOE no es votar Podemos". "Tenemos que decirlo con claridad, tenemos proyectos diferentes y en muchas cosas antagónicos", ha añadido.
Además, está convencido de que Puig va a entender esos argumentos y, en cualquier caso, ha recalcado que en las organizaciones las cosas se discuten y luego se toma una decisión que "se acata". En este caso, ha dicho, "el criterio del secretario general es el que se va a imponer".
En cambio, ha negado que en el entorno de Sánchez haya malestar con la presidenta andaluza, Susana Díaz y cree que hay más "ruido mediático". Según ha dicho, él ha estado en reuniones en las que no ha notado las discrepancias de las que después han hablado los medios.