Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tribunal que juzga a Silva rechaza apartar a una magistrada que formó parte de la asamblea general de Caja Madrid

La jueza María Tardón explica que jamás ha tenido amistad con Blesa y que no tiene ninguna relación con los hechos investigados por Silva
El tribunal que juzga a Elpidio José Silva por presunta prevaricación en el 'caso Blesa' ha rechazado apartar a una magistrada que formó parte de la asamblea general de Caja Madrid y cuya recusación ha sido solicitada por el abogado Cándido Conde-Pumpido Varela.
Los magistrados Arturo Beltrán, Eduardo Urbano y María Tardón han hecho un receso durante el desarrollo de la vista para estudiar esta cuestión, que ha sido planteada por la defensa durante el inicio de la tercera sesión del juicio contra Silva.
Tras el descanso, el tribunal ha rehusado apartar a la jueza después de que ella argumentara que no tiene ninguna relación "directa e indirecta" con los hechos investigados en el juzgado de Silva, como fue el crédito concedido al ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y la compra del City National Bank de Florida por parte de Caja Madrid.
EXPLICACIONES DE LA MAGISTRADA
La magistrada María Tardón ha explicado que es "público y notorio" que fue teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Madrid desde 1999 hasta 2003 y que el consistorio la designó para integrar la asamblea general de Caja Marid como consejera hasta su incorporación a la Carrera Judicial.
"Han pasado casi diez años de aquella fecha, no recuerdo la fecha exacta en la que cesé en la asamblea general, pero fue antes de incorporarme a la Carrera, que fue en abril de 2005", ha proseguido Tardón, para señalar que como cargo público no ha tenido conocimiento de los negocios relacionados con esta causa, los cuales, de haberse producido, lo habrán sido tras su participación en la caja.
"No he tenido jamás, ni tengo amistad íntima ni de ningún género con el señor Blesa ni con ninguno de los testigos y partes de este juicio. Y no tengo interés directo o indirecto con el pleito", ha enfatizado la magistrada.
"Tampoco he tenido en ningún momento, ni siquiera cuando fui teniente de alcalde y concejal del Ayuntamiento de Madrid, relación ni dependencia laboral, societaria ni de ningún género con ninguna de las partes ni de los testigos", ha continuado.
Por todo ello, ha afirmado que no debe abstenerse de actuar en el juicio ya que si lo hiciera, estaría incurriendo en una responsabilidad disciplinaria por generar dilaciones indebidas en la causa.