Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos de la Urbana exigen investigar las presuntas presiones de un concejal de Colau a una abogada

El Sindicato de Agentes de la Policía Local (Sapol) y UGT en la Guardia Urbana de Barcelona han exigido este lunes investigar si el teniente de alcalde Jaume Asens presionó a la abogada de un agente herido por un 'mantero' para que éste no entrara en prisión, y han reclamado responsabilidades si se prueban las presuntas injerencias.
El secretario general de Sapol, Ángel Marcos, ha declarado a los periodistas que están reuniendo información y de momento "parece que no hay un delito penal claro"; si no consiguen pruebas, enviarán la documentación a la Fiscalía para que investigue de oficio.
El miembro de UGT Eugenio Zambrano ha aseverado que, si se confirmaran las presuntas presiones, Asens se habría excedido en sus funciones como concejal, y pedirían "apartarle de sus responsabilidades, ya no es tico ni moral lo que hace contra la Guardia Urbana".
PLAN DIRECTOR
Sobre el Plan Director del cuerpo policial, presentado este mismo lunes, ambos han coincidido en que no representa un gran cambio y en acusar al Gobierno de Ada Colau de no haber contado con los sindicatos para elaborar el documento de base, que se presentará en el pleno del viernes y que estará abierto a aportaciones.
Marcos ha criticado que el plan prevea eliminar la Unitat de Suport Policial (USP) y sus funciones antidisturbios y crear la Unitat de Reforç a la Proximitat i Emergències (URPE): "Es un cambio de nombre con unas funciones más, añadiendo la proximidad, cuando la proximidad es lo que ya se hacía con la policía comunitaria".
Ha avisado de que el cuerpo necesita a más agentes para destinar uno en cada barrio, para que sea su interlocutor de referencia con la Urbana, y se ha mostrado "inquieto" por no saber los criterios de selección para que agentes puedan incorporarse a la nueva unidad.
Zambrano ha coincidido en destacar que la policía de proximidad ya se desarrolla mediante la comunitaria; que las funciones de la URPE serán casi las mismas que las de la USP, y que el plan es "maquillaje para contentar al electorado" de BComú.
"No aporta nada en la respuesta a la seguridad pública porque ya está todo inventado. Se puede colorear con el tinte político del que esté gobernando, pero no aporta nada", según Zambrano, que asegura que el modelo que promueve el plan ya está vigente.