Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos y asociaciones sociales piden la suspensión del juicio a 4 jóvenes acusados de agredir a dos ertzainas

Unas 200 personas se concentran en Bilbao y denuncia que "no hay pruebas", y que "más que los hechos, se juzga al activismo social"
Asociaciones sociales, vecinales, y los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-ELAS, EHNE, HIRU, CNT y CGT-LKN se han concentrado este miércoles frente al juzgado de la calle Buenos Aires de Bilbao, convocados por la asociación 'Grebalariak aske!', para pedir la suspensión del juicio a cuatro jóvenes acusados de agredir a dos agentes de la Ertzaintza, en los incidentes ocurridos frente a los juzgados de Bilbao, al paso de una manifestación convocada con motivo de la huelga general del 29 de marzo de 2012.
Las concentraciones continuarán durante la jornada del jueves, hasta que finalice el juicio a tres de los acusados, que se enfrentan a una posible condena de 14 años de cárcel por los incidentes registrados, en los que uno de los agentes sufrió una fisura en la cabeza y el otro politraumatismos. La cuarta imputada, al ser menor de edad en momento del incidente, será juzgada por otro procedimiento, por el que podría ser castigada con 18 meses de trabajos sociales.
Según ha indicado a Europa Press un portavoz de la plataforma 'Grebalariak aske!', la acusación "va más allá de los hechos ocurridos, se juzga al activismo social y su misión es meter miedo a la ciudadanía contra todo tipo de movimiento social". Por ello, ha dicho que el juicio "no debería de producirse" y ha pedido el archivo de la causa.
RELATO POLICIAL
Asimismo, ha asegurado que "no hay pruebas de que estos jóvenes tomarán parte en el incidente, únicamente existe el relato policial de los atestados". Por ello, ha denunciado un "posible montaje policial" contra el activismo.
"En aquel día miles de manifestantes y 'grebalaris' estuvimos en las calles manifestándonos pacíficamente, y estos jóvenes eran de los nuestros, y los queremos libres", ha añadido.
El portavoz ha indicado que, a pesar de que haya "muchos" movimientos, "tiene que haber más si queremos tener un nuevo modelo económico y social y transformar la sociedad". "Por todo ello queremos estar con ellos, pero también nos sentimos amenazados como parte activa de la sociedad", ha concluido.