Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos denuncian ante Fiscalía la filtración de los nombres de agentes a los que pide imputar en el caso Emperador

Los principales sindicatos policiales, SUP, CEP y SPP, han decidido de manera conjunta presentar denuncia ante la Fiscalía en protesta por la "filtración" de los nombres y cargos de los agentes a los que el Ministerio Público ha pedido imputador en la Audiencia Nacional por su presunta vinculación en el marco de la 'operación Emperador'.
"Dada la frecuencia con que estas filtraciones se vienen produciendo en los últimos años, los sindicatos SUP, CEP y SPP, de forma conjunta, van a interponer Denuncia ante la Fiscalía, a fin de que se incoen las oportunas diligencias para averiguar los responsables de tal revelación de secretos, actuando en consecuencia", dice el comunicado conjunto firmado por los tres colectivos.
La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional que instruye la 'Operación Emperador', Fernando Andreu, la imputación de siete agentes del Cuerpo Nacional de Policía, dos policías locales de Fuenlabrada y un Guardia Civil, por supuestos delitos de cohecho, prevaricación y revelación de secretos.
Los sindicatos denuncian que "en la mayoría de los medios de comunicación se hace constar no sólo el cargo que ocupan los diferentes agentes de la Policía Nacional, sino su nombre, apellidos y fotografía" algo que, a su juicio, "daña gravemente el honor y la presunción de inocencia de los mismos". "El más que probable juicio mediático que se ha iniciado a raíz de dicha filtración, ha sido propiciado por una indebida revelación de secretos, dado que las diligencias de instrucción son secretas para terceros ajenos a la causa", añaden.
Tanto el SUP, como la CEP y el SPP defienden que estos policías "necesitan proteger su identidad porque han ocupado y ocupan puestos en el ámbito de la seguridad pública que exigen reserva para no verse sometidos a presiones o amenazas". "En este caso, y sin siquiera estar imputados, ya se han lesionado sus derechos al verse publicadas sus identidades y puestos de trabajo", zanjan.