Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sociedad Civil Catalana ve "cínico" que la "casta nacionalista" use el caso Pujol para culpar a España de sus males

El vicepresidente de Societat Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, considera "cínico" que la "casta nacionalista" utilice el caso de la fortuna de la familia Pujol para culpar a España de sus propios males y ha advertido de que existe una "especie de confusión Cataluña-partido-familias" que no es "ni mucho menos saludable democráticamente".
En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Rosiñol ha afirmado que en el caso Pujol "parece que subyacen muchas más cosas" y se ha mostrado preocupado por que "no se pongan los medios suficientes" para que situaciones como ésta "no se vuelvan a repetir", pero ha confiado en que "los jueces destapen todo lo que tengan que destapar" y "no quede nada en el tintero".
Sobre si la búsqueda del independentismo puede tener algo que ver con el intento de difuminar casos de corrupción, el dirigente de SCC ha afirmado que es "extraño y contradictorio" el afán por "acotar" las instituciones judiciales y fiscales en Cataluña. "Es extraño que el nacionalismo apueste siempre por este tipo de estructuras", ha subrayado.
"DAR LA VUELTA A LA TORTILLA"
Por otra parte, preguntado acerca de si se está utilizando el caso Pujol para acusar a España de perseguir el nacionalismo como argumento de la familia del expresidente de la Generalitat, Rosiñol ha insistido en que "la casta nacionalista parte siempre de una razón cínica" que emplea para "dar la vuelta a la tortilla, culpar a alguien distinto y evitar sus propios trapos sucios".
"Hay un cinismo innato que dice que cualquier cosa que le pasa a Cataluña es culpa de Madrid. Ahora ha cambiado el lenguaje, ya no es de Madrid, y ahora se habla de España como un ente diferenciador", ha sostenido.