Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soraya Rodríguez evita posicionarse en la crisis de los socialistas franceses por los recortes

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, ha evitado este martes posicionarse en la crisis abierta en el socialismo francés por los recortes que está aplicando el nuevo Gobierno del primer ministro Manuel Valls. "Estamos en un debate abierto, importante, y vamos a ver cómo acaba y en qué acaba", ha señalado.
Así ha respondido la portavoz socialista cuando se le ha preguntado, en una rueda de prensa en la Cámara Baja, por las críticas que han suscitado las medidas del Ejecutivo galo en un grupo importante de socialistas franceses, que han llegado a proponer un modelo alternativo.
Rodríguez no ha querido aclarar si el PSOE apoya las reivindicaciones de los diputados 'rebeldes' o defiende las medidas de Valls, pese a que se le ha preguntado expresamente por ello en dos ocasiones.
Eso sí, la diputada del PSOE ha recalcado que su partido desea que los recortes del Gobierno francés no afecten a políticas "fundamentales" y que "constituyen el corazón del Estado del Bienestar".
Ayer, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, diferenció los recortes que está aplicando el Valls de los que hace el Ejecutivo de Mariano Rajoy, porque, según dijo, Francia tiene más gasto público y social y tiene previsto destinar el ahorro obtenido a planes de empleo juvenil, mientras que en España hay una reforma laboral que ha supuesto "despidos y empobrecimiento de la clase media".
"NO SERÍA LA PRIMERA VÍCTIMA" DE LA AUSTERIDAD
Este martes, Soraya Rodríguez también ha defendido que Francia "no sería la primera víctima" de las políticas de austeridad impuestas desde la Unión Europea, donde en la actualidad está gobernando "mayoritariamente la derecha europea", cuyas políticas para salir de la crisis "han sido un fracaso".
En su opinión, lo que ocurre en Francia "pone de manifiesto" que es "absolutamente necesario" que haya un cambio en Europa que ponga fin al "austericidio", un giro que puede darse en las próximas elecciones del 25 de mayo.