Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria pide que la Justicia actúe con "contundencia" por el uso de las tarjetas de Caja Madrid

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha dicho este jueves que la Justicia debe ser "implacable y actuar con contundencia" contra los 86 consejeros y directivos de Caja Madrid que cargaron en sus tarjetas de empresa gastos privados por valor de 15,2 millones de euros entre 2003 y 2012.
"La Justicia debe ser implacable con quienes hayan hecho un uso ilegal o ilícito de cualquier tipo de recursos, sea una entidad pública o privada", ha explicado en declaraciones a los medios tras participar en la Asamblea General de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), que se ha celebrado en el marco de los salones de Expoquimia, Eurosurfas y Equiplast en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona.
"La Justicia debe actuar con contundencia porque los representantes públicos y políticos, estemos en una institución política o en un órgano de administración de una empresa, estamos obligados a tener un plus de ejemplaridad respecto a cualquier otro ciudadano", ha añadido el ministro.
El departamento de Auditoría Interna de Bankia detectó que varias tarjetas de crédito proporcionadas inicialmente por Caja Madrid y después por el grupo bancario a sus directivos y consejeros habrían sido utilizadas en algunos casos para fines no vinculados con su actividad profesional.
Tres consejeros ejecutivos y dos directores generales del grupo BFA/Bankia obtuvieron este privilegio, gestionado por el miembro del Comité de Dirección Ildefonso Sánchez Barcoj, aunque uno de estos consejeros no realizó ningún movimiento ni firmó el contrato de obtención.
La tarjeta de Sánchez Barcoj facturó cerca de 90.900 euros; la de Rodrigo de Rato, unos 54.800 euros; la de Matías Amat, 42.000 euros; y la de José Manuel Fernández Norniella, 9.700 euros; mientras que la tarjeta de Francisco Servando Verdú no registró ningún movimiento.
Entre los directivos de la caja de ahorros que disfrutaron de este privilegio se encontraban consejeros nombrados por PP, PSOE, IU y los sindicatos, y entre sus beneficiarios, estaban el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, el exsecretario del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada, el exsecretario de organización del PSM Antonio Romero, el dirigente de IU José Antonio Moral Santín o el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, quien movió 436.700 euros.
Según la documentación, no consta que los poseedores de estas tarjetas hayan declarado las sumas como percibidas en sus declaraciones correspondientes, por lo cual el FROB ha puesto a disposición estos datos de la Fiscalía Anticorrupción y ahora será estudiada por el juez Andreu en e marco de la investigación sobre la fusión y salida a Bolsa de Bankia.