Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sortu dice que "no hay plazos" para que los presos de ETA decidan si se acogen a beneficios de la Ley penitenciaria

Barrena insiste en que el acuerdo firmado con Fiscalía no supone admitir que realizaban su actividad política al servicio de ETA
El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha afirmado este miércoles que "no hay plazos" para que el denominado Colectivo de Presos Políticos Vascos, EPKK, tome una decisión sobre la propuesta realizada por la formación de la izquierda abertzale para que los reclusos de ETA se acojan a los beneficios que otorga la Ley penitenciaria porque se trata de 400 personas, "que están totalmente dispersadas y con tremendas dificultades incluso para comunicarse entre ellos".
En una entrevista al programa 'Faktoria' de Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Barrena ha destacado que esa decisión requiere tiempo, aunque les gustaría que "esos tiempos fueran lo más cortos posibles" y que el debate "se agilizara", ya que, según ha dicho, "ha llegado el momento de tomar decisiones".
El dirigente de Sortu ha señalado que "es el momento de acciones para la solución" y que se debe dar "una respuesta urgente" a la cuestión de los presos, por lo que ha urgido a "dar pasos para traer a casa al máximo número de presos posible en el menor tiempo posible". No obstante, ha destacado que son los mismos presos los que deben tomar la decisión y "hay que respetar su autonomía porque las decisiones son suyas".
"No hay plazos. Seguramente, a la gente le resultará difícil de entender todo esto, pero, cuando hablamos del colectivo de presos, hablamos de unas 400 personas, que están totalmente dispersadas y con tremendas dificultades incluso para comunicarse entre ellos. Por lo tanto, tomar decisiones en un colectivo como el de los presos, no tiene nada que ver con la toma de decisiones de un colectivo que está en la calle haciendo vida real", ha explicado.
Además, ha destacado que "es el momento de plantearse todos los beneficios que posibilita la ley penitenciaria", ya que "el objetivo debe ser traer a casa al máximo número de presos posible en el menor tiempo posible".
En este sentido, ha afirmado que la ley penitenciaria reconoce "algunas vías" que podrían generar "un debate en el colectivo de presos", como son "las condiciones en las que se puede dar la libertad condicional, o los permisos u otras cuestiones que hasta ahora no se han abordado, porque el colectivo había tomado unas decisiones de autodefensa, ya que el objetivo de la política penitenciaria tenía como objetivo acabar con el colectivo".
De esta forma, ha señalado que, "una cosa es lo que dice la ley penitenciaria en su letra, y otra la interpretación y aplicación que de esa Ley han hecho durante años los distintos gobiernos, tanto del PP como del PSOE, como es por ejemplo, el alejamiento".
"La Ley Orgánica Penitenciaria dice que los presos deben cumplir al condena en la cárcel más cercana a su casa, pero se ha hecho una aplicación totalmente contraria al servicio de unos intereses políticos", ha asegurado.
De esta manera, el dirigente de Sortu ha destacado que "es el momento de vaciar las cárceles y no de seguir llenándolas, y las propuestas presentadas por Rufi Etxeberria en Pamplona y el acuerdo logrado por nosotros en Madrid tienen ese objetivo principalmente".
ACUERDO FISCALÍA
Por otro lado, Pernando Barrena ha afirmado que el acuerdo logrado en la sentencia del macrosumario de la operación de Segura de 2007 por miembros de Batasuna, AVT y Fiscalía, no supone que los miembros de la izquierda abertzale hayan admitido que realizaban su actividad política al servicio de ETA. En este sentido, ha asegurado que "los que dicen eso no han leído lo que firmamos en la Audiencia Nacional".
"Nos dijeron que debíamos admitir nuestra participación en los hechos, y esos hechos son los que enumera la Fiscalía en su escrito de acusación. En mi caso, por ejemplo, enumeró 120 actividades, y todas eran reuniones, entrevistas como ésta en radios, televisiones o periódicos, intervenciones políticas, manifestaciones, mera actividad política. Por lo tanto, se nos pidió que dijéramos que habíamos realizado esa actividad política y no tuvimos ningún problema en firmar eso", ha explicado.
Pernando Barrena ha asegurado que, cuando firmaron el acuerdo, "teníamos muy presente que podría tener un efecto positivo", aunque ha advertido de que "no tenemos la seguridad de que las partes vayan a mantener la misma postura en el futuro". "Nos gustaría que sí, porque abre una posibilidad para terminar definitivamente con esos juicios que tienen una tendencia totalmente política", ha añadido.
Además, ha destacado que no se ha podido llegar antes a ningún acuerdo de este tipo "porque es la primera vez que la Fiscalía ha tenido esta actitud en la Audiencia Nacional y la primera vez que presenta a los imputados la posibilidad de llegar a un acuerdo".
OTEGI
Por otro lado, el portavoz de Sortu ha reiterado que serán las bases de EH Bildu y "el mismo Arnaldo Otegi" los que decidan si el dirigente político actualmente encarcelado en la prisión de Logroño, será el próximo candidato a lehendakari de la coalición independentista.
En esta línea, ha explicado que eran conscientes de que la inhabilitación de Otegi para ejercer cualquier cargo público se extiende hasta el año 2021, pero que "la cuestión es que esa inhabilitación no tiene ningún efecto en la práctica porque la sentencia que lo condenó no concreta en qué consiste esa inhabilitación".
En este sentido, ha recordado que el caso del parlamentario de EH Bildu Iker Casanova "es completamente igual", ya que fue condenado en 2007 a once años de cárcel e inhabilitación especial para empleo o cargo público, "y ahora sigue tranquilamente con su trabajo de parlamentario en el Parlamento vasco".
PONENCIA AUTOGOBIERNO
Por otra parte, Pernando Barrena ha afirmado que la reflexión que EH Bildu ha planteado en la ponencia parlamentaria de autogobierno es "bastante simple y no una propuesta de máximos", en la que aseguran que el actual marco autonómico "no da para más y necesita un cambio profundo, que se debe fundamentar en la voluntad de todos los ciudadanos, en que todos los ciudadanos pueda decidir qué quieren ser en el futuro".
Barrena ha señalado que "ya sabemos lo que hemos tenido hasta ahora en Madrid" y, ante la situación que se vive en el panorama político estatal tras las elecciones generales del 20D, tienen "grandes dudas" sobre si con el nuevo gobierno que surja pueda haber "opciones para poner un esquema de bilateralidad". "Tenemos grandes dudas de que eso sea posible tanto si siguen los que han estado hasta ahora, como si entran unos nuevos", ha añadido.
Por último, ha considerado que el PNV "es consciente de que las posiciones que ha defendido durante años, es decir, que hay que atarlo todo con Madrid, ese esquema bilateral cerrado, tiene sus límites y se ha agotado". "Los acuerdos debemos lograrlos primero en casa, y luego, entre todos, desarrollar esa decisión ante Madrid. Yo le doy importancia al acuerdo que debemos lograr aquí en casa", ha concluido.