Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sortu trasladará "muy pronto" a PNV una propuesta "formal" para avanzar en "un diseño de país"

Moreno critica que la formación jeltzale practica "el servilismo a Madrid" y deja "su alma más nacionalista"
El coordinador de Relaciones Institucionales de Sortu, Nico Moreno, ha considerado que, pese al "susto de Mas", Cataluña es "un ejemplo" de que se puede "avanzar" en acuerdos entre formaciones sobre "un diseño básico de país básico", aunque tengan "diferentes modelos sociales". En este sentido, ha afirmado que su formación "posiblemente muy pronto" trasladará una "oferta" al PNV de manera "formal".
No obstante, ha criticado a la formación jeltzale que, "más allá de una formulación" con su propuesta de nuevo estatus político, su "práctica diaria" es "el servilismo a Madrid", de manera que "deja su alma más nacionalista para promocionar su alma más práctica".
En una entrevista concedida a Radio Popular, recogida por Europa Press, el dirigente de Sortu ha indicado que Cataluña es "un buen ejemplo de cómo desde un partido se hace una lectura clara de lo que está pasando" en la sociedad, "independendientemente del susto que nos ha dado a todos" su presidente, Artur Mas, con su anuncio de que la consulta puede "retrasarse hasta 2016", en el que "habrá que ver que qué hay detrás".
"El independentismo en Cataluña viene asentándose a lo largo de un largo proceso, prácticamente en todas las capas de la sociedad civil", ha señalado el dirigente vasco, que ha dicho no entender que se reproche a Mas "una deriva nacionalista" cuando CiU "siempre se ha definido como nacionalista".
En cualquier caso, ha considerado que "lo que podemos extraer de la cuestión catalana es que, si hay voluntad para llegar a acuerdos entre fuerzas que promueven diferentes modelos sociales pero coindicen en un diseño de país básico, se puede avanzar".
"Y eso es una oferta que nosotros una y otra vez estamos intentando poner encima de mesa y que posiblemente muy pronto también traslademos de manera formal al PNV", ha indicado.
Por otro lado, se ha referido a la posibilidad de que en próximas semanas se cierre un acuerdo en Euskadi entre PNV y PSE-EE, una posibilidad en la que ve "más emocionado" a los jeltzales que a los socialistas, cuyo secretario general, Patxi López, "se encargó de enfriar los ánimos".
Como "espectador", ha afirmado darle "el beneficio de la duda" al posible pacto entre el PNV y el PSE-EE, del que "se conoce muy poco", para ver si afecta a materias de fiscalidad o "va más allá y apunta a un posible acuerdo de estabilidad del Gobierno vasco". En este sentido, ha precisado que, en las diputaciones, se va a necesitar "una tercera pata" teniendo en cuenta que "afecta a cuestiones que no son estricta competencia de Parlamento".
En cualquier caso, ha advertido de que, si se aborda la revisión de arquitectura institucional o la propia Ley de Territorios Históricos, "implica acuerdos más profundos" sobre "el diseño de país".
Por su parte, ha reclamado que "cualquier proyecto que persiga un encaje institucional" tiene que tener en cuenta aspectos como el de la territorialidad y "reconocer no solamente lo que es actualmente la Comunidad Autónoma Vasca, sino también Nafarroa en un primer nivel y también a fururo el resto de territorios de Iparralde".
Además, ha asegurado que cualquier acuerdo en esta materia tiene que tener para "seducir" a Sortu "un recorrido mucho más allá de lo que es el encaje en un Estado autonómico", que a su entender "está haciendo aguas por todos los lados y no satisface en absoluto las pretensiones de desarrollo del pueblo vasco como nación".
LA "OPCIÓN ESTRATÉGICA" DE PNV
Moreno ha considerado que, en las negociaciones entre PNV y PSE, existe "una necesidad mutua", de manera que "la situación de debilidad e inoperancia por parte del Gobierno de Urkullu" le hace al PNV tener que "buscar un socio" y el PSE "ha conseguido resituarse, tomar esa centralidad".
A su entender, "probablemente lo que hay detras de eso es una opción estratégica del PNV", que "rehuye la vertebración del país en su aspecto nacionalista y vasco, y sigue manteniendo el encaje en el Estado autonómico.
Además, ha opinado que "algo tendrá que ver también el hecho de que el PNV tiene muy cerca el aliento de EH Bildu en todas las instituciones, y probablemente con ese movimiento quiere marcar distancias y quizás ellos piensan que eso va a servir para reforzar su hegemonía".
Según ha indicado, "es bastante notable que el PNV no tiene, en este momento, una clara definición en su apuesta por la vertebración del país en clave de construcción nacional, en clave independentista, soberanista, y en ese sentido está buscando centrarse, comerle terreno en parte de su discurso al PP, dejarle sin sitio, y quizá dejar su alma más nacionalista y promocionar su alma más práctica".
"Habrá que ver si su electorado lo entiende", ha añadido el dirigente de Sortu, que ha resaltado que "poco se sabe" de la propuesta jeltzale de nuevo estatus político y, "más allá de una formulación", los "signos más visibles" de la política del PNV "dan la sensación de que más buscan un encaje que les proporcione comodidad en el actual estatu quo del Estado español, rehuir el enfrentamiento abierto".
De este modo, ha considerado que "pomposamente se habla", pero su "práctica diaria" es "el servilismo y el plegarse a las políticas que se dictan desde Madrid, rehuir el enfrentamiento".