Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sos Racisme recurre la sentencia absolutoria de Albiol y pide otro interrogatorio

Lamenta que la Fiscalía haya decidido no presentar un recurso
Sos Racisme ha presentado este jueves un recurso de apelación a la sentencia que absolvió al alcalde de Badalona (Barcelona), Xavier Garcia Albiol, de un delito de incitación al odio por distribuir panfletos electorales del PP que vinculaban al colectivo de inmigrantes rumanos con la delincuencia de la ciudad.
Según ha informado la entidad en un comunicado, ha pedido a la Audiencia de Barcelona que vuelva a interrogar al alcalde, y ha solicitado la declaración de los agentes de la Policía Local de Badalona que comparecieron en el juicio oral.
En el escrito de recurso, la entidad ha insistido en la voluntad del acusado de "injuriar" al colectivo gitano-rumano por su origen nacional y étnico, y que, a diferencia de lo que recoge el juez en la sentencia absolutoria, la voluntad de Albiol de captar votos no contrarresta la voluntad de injuriar.
El objetivo de la acusación popular es que se admita también como probado que Albiol realizó los hechos descritos "asumiendo y aceptando" el ataque y menosprecio que suponía para la dignidad, el honor y la propia estima del colectivo de etnia gitana, así como que lo hizo con el conocimiento de su falsedad.
Sos Racisme ha lamentado que la Fiscalía no presente un recurso a la absolución de Albiol pese al importante papel ejercido por el Servicio Especial de Delitos de Odio y Discriminación, y ha señalado lo que supone actuar ante la judicatura "solo como acusación popular".
Dicho esto, la entidad ha avisado de que continuará con el ánimo de agotar todas las vías penales posibles para "demostrar la culpabilidad" de Albiol.
Albiol estaba acusado de un presunto delito de provocación al odio y a la discriminación por el reparto de folletos electorales que vinculaban a los gitanos rumanos con la delincuencia de la ciudad cuando aún no era alcalde junto a la líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, el 24 de abril de 2010 en el barrio de La Salut.
El tríptico recogía fotografías con leyendas como 'no queremos rumanos', y, en una entrevista en un canal de televisión unos días antes del reparto de folletos, se refirió a los gitanos rumanos que vivían en Badalona como 'lacra' y 'plaga'.