Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suárez Illana: "Rajoy no es un buen candidato"

Alfonso Suárez Illana, hijo del que fuera primer presidente de la democracia, considera "evidente" que el líder del PP, Mariano Rajoy, no es un buen candidato porque, además de haber perdido un millón de votos desde que es presidente, "no está generando ilusión".
Suárez Illana hace esta reflexión en una entrevista que publica la revista Vanity Fair en su último número, en el que habla además de traiciones y deslealtades, de la relación entre su padre, Adolfo Suárez, y el Rey y de la falta de liderazgo de Rajoy en el PP, partido en el que sigue militando.
"Es evidente que (Rajoy) no" es un buen candidato para el PP, opina el que fuera candidato por este partido a la Presidencia de Castilla-La Mancha, al ser preguntado por ello. En este contexto, añade que "sinceramente" cree que "el PP, hoy en día, no está generando ilusión" y que "si el otro lo hace mal, nosotros lo estamos haciendo peor".
Sobre si pondría la mano en el fuego por el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, Suárez dice que "es un hombre honesto que fue engañado por Álvaro Pérez, el Bigotes", un tipo al que, señala, conoció en campaña y tuvo la "intuición" de que no debía de fiarse de él.
También se refiere a la forma en que Ricardo Costa, ex secretario general del PP valenciano, fue apartado de su cargo y del partido. "Creo que Costa es honesto y dudo de que haya cometido alguna falta de honradez o que se haya llevado absolutamente nada a día de hoy". Y, por ello, entiende que el PP debería haber tenido hacia él la misma lealtad que los militantes deben al partido, a la vez que defiende que esta formación despeje "cualquier tipo de duda" sobre la honestidad de Costa porque "es importante que nadie se pueda sentir tirado o abandonado".
El Rey y Suárez
Por otra parte, Suárez Illana señala que su padre tenía "contadísimos y escasísimos" amigos y que, de hecho, llegó un momento de su vida en el que "no se fiaba ni de sí mismo" porque estuvo durante muchos años en un entorno "muy hostil" y vio y vivió "la traición en primera persona de una forma permanente", aunque evita dar nombres de las personas que le traicionaron. "El que la hizo lo sabe, otros también lo sabemos. En cualquier caso, provocó que él se convirtiera en una persona muy desconfiada", agrega.
El hijo del ex presidente señala que su padre nunca vivió su "desencuentro" con el Rey como una deslealtad, a la vez que sostiene que no conoce "matrimonio en el que no haya habido una discusión, un desencuentro entre comillas, una disparidad de criterios". Pero "de ahí a la deslealtad, a la ruptura, hay un mundo", recalca Súarez Illana, quien reconoce, sin embargo, que "sí tuvieron disparidad de opiniones" y pone como ejemplo el hecho de que su padre no se fiara del general Armada.
Recuerda que su padre pensaba que el militar que protagonizó el intento de golpe del 23-F, por quien "el Rey sentía gran aprecio", era "una mala influencia y alguien poco digno de su confianza y así se lo dijo en muchas ocasiones", pero insiste en que la relación entre el Monarca y Adolfo Suárez "no se ha roto jamás".