Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo multa a Dorna y a sus dos principales directivos por simular compraventa de acciones

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha confirmado que Dorna Sports, entidad organizadora del Mundial de Motociclismo, y Carmelo Ezpeleta y Enrique Aldamados, sus dos principales directivos, simularon en 2003 y 2004 una compraventa de acciones para obtener ventajas fiscales y un reparto de dividendos encubierto.
En un total de doce sentencias dadas a conocer este martes, el alto tribunal declara que, además de hacer frente a las liquidaciones del impuesto de sociedades e IRPF correspondientes - Hacienda calculó inicialmente una cuantía de 25.5 millones de euros con intereses de demora que ahora hay que recalcular a la baja-, los responsables de la entidad cometieron una infracción grave a la Ley General Tributaria al mediar ocultación, por lo que tendrán que hacer frente a una sanción económica.
La decisión supone que los socios de Dorna Carmelo Ezpeleta y Enrique Aldama, con sus respectivas cónyuges en cada caso, deben pagar 3,9 millones de euros el primero y 2,7 millones el segundo en concepto de IRPF del año 2004.
Además, la sentencia establece que ambos cometieron una infracción grave por dejar de ingresar la correspondiente cuota tributaria, por lo que Hacienda deberá establecer contra ellos la correspondiente sanción.
OCULTACIÓN Y FRAUDE
En julio de 2010, la Inspección de Tributos impuso a Ezpeleta una sanción de 5,1 millones de euros y al segundo otra de 1,2 millones por considerar que la infracción tributaria era muy grave, ya que no sólo habría incurrido en ocultación, sino también en el uso de medios fraudulentos. La Audiencia Nacional, no obstante, consideró que la infracción era leve.
Ahora, el Tribunal Supremo ha estimado parcialmente los recursos del abogado del Estado y establece que la infracción cometida es grave y Hacienda debe recalcular ahora ambas sanciones.
La mayor incidencia de la decisión del Supremo es en los impuestos de sociedades de Dorna Sports S.L. del periodo 2003-2006, por los que Hacienda inicialmente giró una cuota a ingresar de 16,6 millones de euros por la simulación de la compraventa de acciones y también por lo que consideraba improcedente deducción de un fondo de comercio surgido en fusiones en los ejercicios 1999 y 2003. A ello se sumaba una sanción por infracción muy grave de 17,2 millones de euros.
La Audiencia Nacional corrigió esas liquidaciones y estableció que no correspondía anular las deducciones relativas al fondo de comercio, pero sí apreció la simulación de la compraventa. Además, este tribunal rebajó la infracción de muy grave a leve.
Las resoluciones dadas a conocer por el alto tribunal ratifican lo hecho por la Audiencia en cuanto a las liquidaciones, pero eleva a grave la infracción, por lo que Hacienda deberá recalcular la liquidación y además imponer sanción por falta grave.
El resto de liquidaciones a las que afectan estas decisiones judiciales se refieren a retenciones a cuenta del impuesto sobre la renta de no residentes, por Dorna Sports, por los que se liquidaron 1,3 millones de euros -cuantía que el alto tribunal confirma-, y por los que se impuso a la sociedad una sanción de 1,2 millones que deberá recalcularse como infracción grave y no muy grave.
También se ven afectadas las retenciones e ingresos a cuenta del capital inmobiliario de la misma sociedad, con una deuda por importe de 67.000 euros -por intereses de demora, ya que la situación se regularizó-, y sanción de 3,8 millones de euros que deberá también recalcularse por rebajarse de muy grave a grave la calificación por parte del Supremo.