Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo rechaza la nulidad que pide Fuerteventura y ecologistas contra permisos de investigación de hidrocarburos

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado los incidentes de nulidad planteados por el Cabildo de Fuerteventura y la Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción contra las sentencias dictadas el pasado junio que desestimaron los recursos presentados contra el Real Decreto, de 16 de marzo de 2012, que otorgó permisos de investigación de hidrocarburos en Canarias.
En concreto, la petición de nulidad ahora rechazada se refería sentencia que desestimó, el pasado 25 de junio, el recurso interpuesto por el Cabildo contra el Real Decreto 547/2012, por el que se convalida el Real Decreto 1462/2001, de 21 de diciembre, por el que se otorgan los permisos de investigación de hidrocarburos denominados 'Canarias-1', 'Canarias-2', 'Canarias-3', 'Canarias-4', 'Canarias-5', 'Canarias-6', 'Canarias-7', 'Canarias-8' y 'Canarias-9'.
Por su parte, cinco días después, el 30 de junio, la Sala desestimó también el recurso de Ben Magec contra el mismo Real Decreto.
Así, tanto la Corporación insular como la organización ecologista presentaron incidente de nulidad al considerar vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva por el hecho de que el Supremo no hubiese planteado cuestiones perjudiciales sobre la materia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea antes de resolver.
TS RECUERDA QUE YA EXPUSO SUS RAZONES PARA RECHAZAR LA NULIDAD DEL DECRETO
En este sentido, la Sala Tercera del TS recordó que en sus sentencias de junio ya expuso las razones para rechazar la nulidad del Decreto por su eventual incompatibilidad con disposiciones del derecho de la UE.
Añadió que, en lo relativo a la directiva 85/337/CEE, sobre evaluación de proyectos de medio ambiente, la sentencia incluyó los motivos, singularmente de orden temporal, por los que no entendió aplicable el sometimiento a la evaluación de impacto de las labores de investigación, tal como eran objeto del Real Decreto.