Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz dice que hay que ser "firme" con la corrupción aunque "a veces" conlleve "disgustos entre tus filas"

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha reivindicado firmeza contra la corrupción política, aunque ello "a veces te dé disgustos entre tus filas" cuando se trata de casos que afectan a tu propia formación.
Susana Díaz, que se reunió con el alcalde de Jaén, Javier Márquez (PSOE), ha señalado en la rueda de prensa posterior al encuentro con el primer edil, que todos los casos de corrupción, independientemente del partido en el que se den, dañan a la credibilidad de la clase política en general y no solo al seno de la formación en el que se dan.
"Es una verguenza. Hay que poner todo lo que se tenga al alcance y ser muy firme, y a veces el ser firme te da disgustos entre tus filas, pero es que no hay otra", ha dicho Díaz en la rueda de prensa conjunta que ha ofrecido junto al alcalde de Jaén.
En esta línea, la presidenta ha reiterado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, la necesidad de alcanzar "un gran pacto contra la corrupción" porque se trata de un problema que "habría que atajar de raíz".
Ha señalado que en este tema "no cabe vara de medir distintas" porque lo que hay que hacer es "separar el grano de la paja" y para ello no cabe otra que "actuar con contundencia y firmeza".
Para Díaz es "lógico que se deteriore la confianza de los ciudadanos" y ha añadido que "no nos merecemos levantarnos cada mañana teniendo que soportar un caso tras otro en los últimos años".
Sobre los pactos Gobierno y las negociaciones de Pedro Sánchez, Díaz ha eludido hacer ningún tipo de comentario "por respeto" al alcalde y a la ciudad de Jaén.
Sí ha hablado sobre su compromiso como presidenta de la Junta de Andalucía con el 28 de febrero y con lo que ello significa. En este punto, ha señalado que su compromiso es trabajar para que "Andalucía no sea más que nadie, pero tampoco menos que nadie" y eso significa "ser igual que todas las demás y todas las demás, igual que Andalucía".
Ha indicado que su obligación como presidenta es "estar vigilante para que no se rompa esa igualdad y para que ningún camino conduzca a que haya españoles de primera y españoles de segunda" porque cuando "ese camino se ha abierto, a esta tierra le ha ido mal".