Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz critica la política económica del Gobierno, con "regalos fiscales" y "haciendo campaña con fondos públicos"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha criticado este jueves la política económica aplicada por el Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha reprochado, entre otras cosas, haber hecho "regalos fiscales" y "campaña electoral con fondos públicos, con ingresos del Estado", así como de haber "mentido a Europa, a los gobiernos autonómicos y a los ciudadanos".
Así lo ha señalado en el transcurso de su respuesta a la pregunta que le ha formulado el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, en la sesión de control al Gobierno andaluz en el Pleno del Parlamento relativa a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado 28 de abril.
Susana Díaz ha comenzado señalando que su Gobierno "siempre va a actuar con lealtad institucional" con el Ejecutivo central porque cree que "desde la responsabilidad y el consenso" se desarrolla "la mejor hoja de ruta que podemos tener las administraciones en un momento de deseable recuperación económica", si bien ha apuntado que "en la últimas semanas ha quedado claro que había una obsesión por parte del Gobierno de España que les había llevado a pasarse cuatro pueblos con la austeridad", citando así la expresión pronunciada recientemente por el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo.
Al hilo ha citado la "fijación" del Gobierno de Rajoy con unos objetivos de déficit "injustos" para las comunidades autónomas, así como su "falta de acción en lo que era necesario, un nuevo modelo de financiación que respondiese a las necesidades de los territorios, y en otros asuntos importantes como la cohesión territorial entre comunidades autónomas".
En relación a la referida reunión del CPFF del 28 de abril, Díaz ha señalado que a ella se llegó después de una primera reunión "fallida", y sabiendo en Andalucía que "teníamos razón", si bien ha lamentado que ese día se les dijo "con nitidez" a las comunidades autónomas que en la reunión "solo se iba a hablar de lo que vamos a recortar las comunidades según el Gobierno" central, y que no iban a conocer "cuánto se reserva" el Ejecutivo en relación al objetivo de déficit.
"Era otra vuelta más a la opacidad y al desconocimiento", ha enfatizado la presidenta, que ha señalado que Andalucía se abstuvo en relación al objetivo de déficit planteado a las comunidades autónomas para 2016 al entender que ese margen era "insuficiente e injusto porque soportan el 35 por ciento del gasto", y votó en contra para el reparto propuesto para los siguientes años hasta 2019 porque "no se les informa del margen que se queda el Gobierno de la nación", y porque entienden que "esa hoja va en contra del crecimiento que necesita el país".
PLAN DE ESTABILIDAD
Además, porque "hay un elemento más que está pasando de puntillas en un momento de convulsión en España", ha agregado Díaz, aludiendo al Plan de Estabilidad, que "es el verdadero programa económico del Gobierno de Rajoy", según ha remachado, y que se ha mandado "por escrito" a Bruselas, y en el que "se dice qué se tiene que recortar y tiene que bajar el porcentaje que se dedica a educación y sanidad respecto a nuestra riqueza".
Igualmente, se demuestra que la Administración central del Estado "se va a quedar prácticamente con el 1,5 por ciento del objetivo de déficit", dejando para las comunidades autónomas "sólo el 0,5 por ciento", según ha añadido Díaz, que ha apuntado también que en ese plan económico se indica que las autonomías tienen que "triplicar sus esfuerzos" hasta un total de "2.128 millones de euros", y que tendrán que poner además "medidas adicionales de reducción del déficit que son 1.900 millones más que la Administración central en dos años, de 2016 a 2017".
Además, se indica que "la estrategia fiscal del Gobierno se va a centrar en la contención del gasto público, que es aquello que garantiza nuestros servicios públicos", según ha abundado la presidenta de la Junta, que tras incidir también en el dato de deuda pública prevista para el conjunto del Estado en 2019, que "va a estar en el 96 por ciento del PIB", ha acusado al Ejecutivo de haber "mentido".
"No nos han dicho la verdad y además se han equivocado con la previsión de crecimiento, de reducción de la deuda y de cumplimiento del déficit", ha incidido Susana Díaz, que en ese sentido ha considerado "lógico" que la Comisión Europea "diga que no cree al Gobierno de España, porque las cifras no le avalan, las previsiones han sido erróneas y además se ha faltado a la verdad".
Ha añadido que el incumplimiento del objetivo de déficit no es culpa de las comunidades autonómicas, que "en su inmensa mayoría hemos cumplido", ni tampoco de los ayuntamientos, "muchos de ellos con superávit que les obligan a destinarlo al pago de la deuda y a los bancos", según ha apostillado, para añadir que "quienes lo han hecho mal son (Luis de) Guindos, (Cristóbal) Montoro y (Mariano) Rajoy, que han hecho regalos fiscales, han hecho campaña electoral con los recursos públicos, con los ingresos del Estado, y que han mentido a Europa, a los gobiernos autonómicos y a los ciudadanos".
Frente a ello, Susana Díaz ha reivindicado una "política fiscal justa, una financiación adecuada, y algo tan sensible como que si a España ahora le va a ir bien, que le vaya bien a la gente, a quienes han sufrido la crisis económica, a esas familias que tanto han padecido".
Ha concluido enfatizando que "Andalucía no va a seguir permitiendo que se castigue a los ciudadanos ni a nuestra tierra", y "va a tener una postura clara y contundente que le avala el hecho de haber cumplido con España, haber hecho las cosas bien y tener unas cuentas saneadas para un momento de posible recuperación y de generación de empleo en nuestra tierra".
PSOE-A CRITICA LA "OPACIDAD" EN EL CPFF
Por su parte, el portavoz socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha coincidido con la presidenta en criticar la actitud del Gobierno central hacia las comunidades autónomas en relación al reparto del objetivo de déficit, que con el que "el PP volvió a discriminarles", así como ha censurado la "opacidad" y el "oscurantismo total" que envolvió, a su juicio, la reunión del CPFF de finales de abril.
En esa línea, ha criticado que "el Estado se ha vuelto a reservar la parte más cómoda del ajuste, poniendo en peligro el futuro de la sanidad, la educación y los servicios sociales", que son los que prestan las autonomías, de modo que la Administración central se ha comprometido a reducir su déficit "al 1,5 por ciento del PIB en 2017, al 1,1 en 2018 y al 0,9 en 2019", mientras que las comunidades tendrán que hacerlo "al 0,5 por ciento, al 0,3 y al 0 por ciento", respectivamente, en esos tres mismos años.
"Rajoy y Montoro han vuelto a mirar a las comunidades autónomas por encima del hombro y no debemos aceptarlo", ha aseverado Jiménez, que se ha referido a la "evidente derrota de la política económica y de ajuste del PP", que ha sido posible, según le ha indicado a Susana Díaz, porque ella "alertó, se puso en pie y ha sido capaz de impedir que la estrategia salvaje de recorte que el Gobierno tenía reservada a Andalucía se llevara a cabo".
Ha concluido indicando que desde el Grupo del PSOE-A confían en que "cuando este país tenga un Gobierno socialista pueda renegociarse esa senda con diálogo, sensibilidad, contando con las comunidades autónomas y haciendo compatible la estabilidad presupuestaria con la preservación de los servicios públicos que desde el PP han machacado", según ha finalizado.