Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susana Díaz afirma que, a la hora de convocar elecciones, no le preocupan "los tiempos" de su partido, sino Andalucía

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha afirmado este lunes que no va a convocar de forma anticipada las elecciones autonómicas en función de los objetivos de su partido a nivel nacional, ya que no le preocupan "los tiempos" que pretenda marcar para ello la dirección federal del PSOE, sino asegurarse de que Andalucía no se descabalga de la recuperación.
Díaz, quien ha participado en un desayuno informativo organizado por el Diario Córdoba, ha explicado que ella no puede pensar en las elecciones porque le venga bien a ella o su partido, sino que debe preocuparse de que hay "un millón de parados" en Andalucía y, en tal situación, "no vale que le venga bien al PSOE o le venga bien a la presidenta de la Junta de Andalucía".
A su juicio, unas elecciones autonómicas ahora supondría cortar "la recuperación económica" de Andalucía, ya que en la actualidad, "en un momento en el que se está atrayendo la inversión, en el que se está volviendo a invertir, lo que hace falta es estabilidad y solvencia, y por eso hemos cumplido con el objetivo de déficit, aunque no lo compartiéramos, para dar imagen de rigor y de confianza".
En consecuencia, si ese es su objetivo, la presidenta no puede estar ahora haciendo "cálculos electorales" y pensando en qué le da "dos escaños más o menos" a su partido en Andalucía, sobre todo cuando en esta tesitura "hay una oportunidad para crecer, pero en mejores condiciones", y ella no interrumpirá "esa oportunidad", siempre que las circunstancias de lo permitan, "por un cálculo electoral".
En este punto, Susana Díaz ha recordado que ella, como presidenta de la Junta, es la que tiene "la prerrogativa para convocar elecciones" autonómicas y que, si no lo ha hecho aún es porque cree que "no sería bueno para Andalucía", de modo que el hecho de que, desde la dirección federal del PSOE no se recomiende convocar ahora elecciones autonómicas en Andalucía, es "lo que menos" le preocupa, dado que, "si me preocupan poco los cálculos electorales en Andalucía, mucho menos me va preocupar lo que la sala de máquinas del partido a nivel federal esté valorando en estos momentos".
De hecho, según ha insistido, lo que le preocupa es "Andalucía y lo que esperan los ciudadanos de su presidenta" y sabe que lo que ahora quieren los andaluces "es que se abran oportunidades", razón por la que ha antepuesto cuestiones como la reapertura de las minas de Aznalcóllar (Sevilla) o "garantizar que Deóleo se quedara en Andalucía".