Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entre los etarras a los que el TC mantiene la Parot hay asesinos múltiples como el del niño de 2 años Fabio Moreno

También se encuentra Erro Zazu a quien Interior ha trasladado a Almería y para quien la izquierda abertzale pide su liberación por motivos de salud
Entre el grupo de 16 etarras para los que el Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado sus recursos contra la 'doctrina Parot' se encuentran varios asesinos múltiples de la organización criminal como Francisco Javier Martínez Izaguirre, el asesino del niño de dos años Fabio Moreno, o Iñaki Erro Zazu, con siete asesinatos y para quien la izquierda abertzale solicita su excarcelación por motivos de salud.
Según los datos recogidos por Europa Press, Francisco Javier Martínez Izaguirre, alias 'Javi de Usánsolo', fue arrestado en 1984 por su pertenencia al 'comando Gau Txori' ('Pájaro de la noche') que habría realizado labores de seguimiento a personas y sobre lugares objetivos de posteriores acciones terroristas. Volvió a ser detenido en 1992.
En concreto este terrorista está condenado a 136 años de cárcel por el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil de Mundía; a 258 años por el atentado contra los guardias civiles que vigilaban Petronor; a otros 38 años por el asesinato de un guardia civil en Getxo y otros 30 años por el asesinato del policía nacional José Ansean. No obstante, uno de los asesinatos más crueles fue el que acabó con la vida del niño de dos años Fabio Moreno Asla el 7 de noviembre de 1991 en Erandio (Vizcaya) por el que fue condenado a 85 años.
Este niño era hijo del guardia civil Antonio Moreno Chica, quien ese día subió a su coche particular con sus dos hijos mellizos a quienes llevaba a la piscina. Martínez Izaguirre y el histórico etarra Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias 'Gadafi' habían instalado un artefacto explosivo bajo el asiento del copiloto que hizo explosión. Los terroristas sabían que el guardia civil sólo usaba su coche particular para trasladar a su familia.
SIETE ASESINATOS
Por su parte, Iñaki Erro Zazu ha visto como en sólo unos días ha pasado de situarse en el centro de las reivindicaciones de la izquierda abertzale en la campaña de presión iniciada en torno al secuestrador de Ortega Lara, Josu Uribetxeberria Bolinaga, a ser alejado de la cárcel de Pamplona a la de Almería y que el TC rechace su recurso contra la 'doctrina Parot'.
Cuenta con siete asesinatos en su historial delictivo cometidos entre 1980 y 1986. En ese tiempo asesinó a cinco militares, un guardia civil y un policía de 26 años que estaba casado con una mujer de 22 y tenían un hijo de dos años de edad. Por todos estos crímenes fue condenado a 272 años de cárcel y tiene que hacer frente a una indemnización de 366.000 euros, según los datos recogidos por Europa Press.
Uno de los atentados por los que Erro fue condenado se produjo el 25 de noviembre de 1985. En estos hechos fallecieron dos militares, uno de ellos era familiar del entonces portavoz del gobierno vasco Eugenio Ibarzábal. ETA llevaba dos meses sin asesinar y este atentado supuso el fin de los rumores que en ese momento apuntaban a una posible tregua de la banda. De 52 años de edad, lleva 25 en prisión y, según la izquierda abertzale, padece cardiopatía isquémica severa.
16 TERRORISTAS
El resto de etarras que seguirán en prisión tras la decisión el Tribunal Constitucional son Ignacio Fernández Delarriona Pérez de Luco, Nicolás Francisco Rodríguez, Itziar Sustacha, Miren Maitena Sagastume Arrieta, Bautista Barandella Iriarte, Ignacio Orotegi Otandorena, Juan María Gabirondo Aogote, José Ángel Biguri Camino, Jokin Mirena Sancho Biurrun, Kepa Mirena Solana Arrondo, Miren Gotxone López Luzuriaga Fernández, Iñigo Akaiturri Irazabal, Raúl Ibáñez Díez, e Inmaculada Pacho Martín.
María Gotxone López de Luzuriaga Fernández fue detenida en 1989 por su relación con el 'comando Araba' tras un enfrentamiento con agentes de la Guardia Civil en el que murieron dos terroristas. En 1990 fue condenada a 15 años por un atentado contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil de LLodio (Álava). La Audiencia Nacional también le condenó a 27 años de cárcel por el asesinato del general retirado Luis de Azcárraga y a otros de 85 años de prisión, por el atentado cometido contra un vehículo en el que fallecieron dos guardias civiles.
Gotxone López fue arrestada junto a José Ángel Viguri Camino. Este terrorista también fue condenado en 1991 a 51 años de cárcel por el atentado cometido contra la casa cuartel de LLodio (Álava) en el que dos agentes de la Guardia Civil resultaron heridos.
'Kepa' Akaiturri Irazábal fue detenido el 16 de febrero de 1991 por la Guardia Civil cuando pretendía reorganizar el 'comando Eibar'. Había formado parte del 'comando Aralar' en 1983 y del 'Eibar' en 1987. Participó en el asesinato del camarero José Ignacio Aguirrezabalaga de la Granja en Zumaya en 1986. En el momento de su detención portaba una pistola con un cartucho en la recámara y preparada para hacer fuego inmediato.
CUATRO POLICÍAS Y UN ERTZAINA
Inmaculada Pacho Martín fue detenida en 1991 acusada de ser autora del atentado contra una comisaría de Policía en Burgos. A finales de los años 80 hacía información para el 'comando Vizcaya'. Está condenada por el asesinato de cuatro policías nacionales y un ertzaina.
Bautista Barandalla Iriarte fue condenado a 30 años de cárcel por asesinato y otros delitos terroristas. Ingresó en prisión en 1990 y tenía prevista la libertad definitiva el 30 de junio de 2009 aunque la Audiencia Nacional le alargó la condena hasta 2020. Sin embargo, en mayo de 2009 fue excarcelado por una enfermedad grave. En mayo pasado un juez de Pamplona le denegó una pensión vitalicia de 276,50 euros que reclamó por incapacidad temporal para el ejercicio de su profesión de albañil.
Joaquín Sánchez Biurrun formó parte del 'comando Mendaur' de ETA y fue condenado a 27 años de cárcel por el asesinato de un policía en Pamplona y a otros 156 por el del jefe de Comunicaciones del Aeropuerto de Noain.
ATENTÓ CONTRA GALINDO
Pedro María Solana Arredondo, 'Kepa', fue condenado, entre otras acciones terroristas, a 17 años de cárcel por intentar asesinar al teniente coronel de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, al que envió un paquete-bomba al cuartel de Intxaurrondo, en San Sebastián, en agosto de 1990.
Fernández de Larrinoa Pérez de Luco fue detenido en septiembre de 1989 por su relación con el 'comando Araba' y condenado a 15 años de cárcel por el atentado cometido contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en LLodio (Álava). Posteriormente fue penado con 27 años de cárcel por el asesinato del general retirado Luis de Azcarraga, ocurrido el 27 de marzo de 1988 en Salvatierra y a 85 años de cárcel por otro doble asesinato que cometió en 1987.
Nicolás Francisco Rodríguez, integrante del 'comando Buruntza' fue extraditado por Francia en agosto de 1989, y condenado en 1990 a 37 años de prisión, como autor del asesinato, en 1980, de Miguel Garciarena Baraibar, Jefe de la Policía Municipal de San Sebastián. También ha sido juzgado por el asesinato del abogado de San Sebastián José María López de Orueta, en 1980, un hecho en el que reconoció su participación.
Por su parte, Miren Maitane Sagastume Arrieta, detenida en 1991, participó en un atentado contra los guardias civiles del Puerto de Pasajes en mayo de ese año, causando la muerte a Francisco Robles Fuentes y heridas a otros dos agentes. Fue condenada a siete años de cárcel por un delito de pertenencia al 'comando Ipar Haizea', que realizó labores de apoyo e información para el 'comando Donosti' y también tomó parte en el atentado contra Ignacio Lago San Juan, que resultó gravemente herido el 10 de enero de 1991.