Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

TSJ de Murcia acuerda la unificación de la acusación popular en el caso 'Auditorio'

Dada la convergencia de intereses de las partes personadas, se pretende evitar "futuras dilaciones"
La Sala de lo Civil y Penal del TSJMU, actuando como Sala Penal, acuerda que las tres acusaciones populares personadas en el conocido como caso 'Auditorio' actúen bajo una misma dirección y representación. Así, por auto notificado este miércoles, José Manuel García Miravete, Antonio López López y el partido político Podemos, deberán actuar con una misma dirección letrada.
La solicitud de unificación de las acusaciones, presentada por la representación procesal de Vicente Gimeno Merino, se admite en este momento procesal, según explica el auto, de acuerdo a lo previsto en el artículo 113 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que dispone que "siempre que sean dos o más las personas por quienes se utilicen las acciones derivadas de un delito o falta, lo verificarán, si fuere posible, bajo una misma dirección y representación, a juicio del Tribunal".
Esta dirección y representación corresponderá a la personada, en representación del primero de los citados, José Manuel García Miravete, "salvo que, actuando de acuerdo, propongan otra solución que deberá ser previamente aprobada por esta sala", apuntan los magistrados en su resolución.
Dada la convergencia de intereses procesales y los fines perseguidos por aquellas tres acusaciones personadas en ejercicio de la acusación popular, a juicio de la Sala y recogiendo la doctrina del Tribunal Constitucional, no está justificado mantener por más tiempo una actuación procesal separada que "compromete la adecuada tramitación del procedimiento y supone un riesgo cierto al derecho a un procedimiento sin dilaciones indebidas".
Todo ello, porque al examinar las alegaciones formuladas en este trámite por las tres acusaciones populares, "no se aprecian, ni se explicitan, ni se invocan otras finalidades distintas de las genéricas de búsqueda de la verdad, ejercicio del ius puniendi del Estado o aseguramiento de la acción de la justicia".