Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TSJC cita al exconseller Gordó el 13 de septiembre como investigado por el caso 3%

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha citado para las 12 horas del miércoles 13 de septiembre al exconseller de Justicia y diputado en el Parlament, Germà Gordó, como investigado en la trama del 3%, de supuesto cobro de comisiones de CDC a empresarios a cambio de adjudicaciones de obras públicas.
Según ha informado este lunes en un comunicado el TSJC, el magistrado Carlos Ramos ha establecido esta fecha para que comparezca Gordó, después de haberse tenido que suspender su declaración prevista para el pasado 24 de julio por problemas de salud de su abogado, Cristóbal Martell, que pidió aplazarla.
Al magistrado le queda pendiente señalar un día para que declare como testigo el extesorero de CDC Andreu Viloca --lo hará con abogado al estar investigado en la causa del 3% del Juzgado del Vendrell (Tarragona)--, cuya comparecencia estaba prevista para el mismo día que Gordó --inmediatamente después del exconseller-- pero se canceló también ya que su testifical es para "contrastar los datos" que aporte Gordó en su interrogatorio.
El que fue conseller de Justicia y secretario del Govern de la Generalitat durante la Presidencia de Artur Mas está siendo investigado dentro de la presunta trama de cobro de comisiones de CDC a empresarios a cambio de adjudicarles obras públicas, el conocido como caso 3%.
El caso 3% lo instruye un juzgado de instrucción de El Vendrell (Tarragona) pero en el caso de Gordó, debido a su aforamiento como diputado del Parlament, es el TSJC el que tiene competencia de investigarlo, y así lo decidió tras un informe de este juez de instrucción.
El TSJC le investiga por los supuestos delitos de tráfico de influencias, prevaricación y malversación de fondos públicos, al considerar que medió para requerir "cuantiosas donaciones" a empresas que aspiraban a conseguir adjudicaciones de obras y cree que, en algunos casos, negoció personalmente los importes de las licitaciones y de las donaciones.