Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una treintena de réplicas mantienen atemorizada a la población en Melilla

Las réplicas del terremoto que ha sacudido Melilla y parte del sur peninsular mantienen atemorizada a la población 24 horas después. Durante la madrugada, una treintena de pequeños temblores se han podido sentir en la zona mientras los operarios se afanan por devolver la normalidad a la Ciudad Autónoma.

A las cinco de la madrugada, Melilla se despertaba sobresaltada cuando todo comenzó a temblar por culpa de un terremoto de 6’3 grados en la escala Ritcher.
Al seísmo le han seguido decenas de réplicas de menor intensidad. Esta madrugada se ha registrado una treintena, la más fuerte de 3,5 grados.
En la calle varios edificios han sufrido grietas y algunas cornisas se han desprendido sobre las aceras o los coches que había aparcados. El edificio de la Asamblea también ha sufrido daños y una de las cúpulas tendrá que ser derribada.
Quince familias han sido desalojadas de sus viviendas, por el temor a derrumbes.
Este martes, arquitectos, técnicos y bomberos inspeccionarán a fondo los edificios dañados, hay diez a los que el terremoto ha removido su estructura.
Los melillenses siguen con el miedo en el cuerpo y muchos han optado por irse al descampado del Pinar de Rostrogordo donde nada se les puede venir encima.