Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'The Economist' ve sobrados indicios del "declive" de ETA

El semanario británico The Economist hace en su último número un análisis sobre la situación de la banda terrorista ETA y lo que esta revista considera como "declive" de la organización criminal. Según informó el propio semanario, en este reportaje se argumenta que el declive de la banda terrorista se infiere de la detención de sus miembros; de la presión europea sobre los etarras; y en que hay "señales de cambio en el poder" dentro organización criminal.
The Economist destaca cómo esta semana ha sido capturado otro "pez gordo" de ETA, en referencia al arresto de Ibon Gogeaskoetxea, jefe militar de ETA, capturado en una casa rural en Normandía, en el noroeste de Francia.
El semanario británico afirma que "los arrestos son una prueba más del declive de ETA", a lo que se suma que la banda terrorista "está siendo lentamente asfixiada por la policía europea".
Además, esta revista indica que "el declive de ETA se refleja tanto en la caída del reclutamiento como en la disminución del número de muertos".
Izquierda abertzale
Otro aspecto al que se alude en el reportaje es que "hay señales de cambio en el poder dentro de ETA", ya que "un líder veterano de Batasuna, Rufino Etxeberria, ha reconocido que no puede haber ningún proceso de paz sin que ETA abandone las armas".
Sin embargo, el semanario alude a que "los intentos de encontrar apoyo en Latinoamérica han sido más fructíferos" para los etarras, en referencia al auto del juez Eloy Velasco que relaciona a Venezuela con el apoyo a ETA y las FARC.