Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiroteos en el norte de Teherán tras la muerte de un manifestante

Un joven herido por un disparo en las protestas en apoyo del candidato opositor iraní Mir Husein Musaví. EFEtelecinco.es
Varios tiroteos esporádicos estallaron esta noche en los barrios del norte de Teherán, donde también se oyeron algunas explosiones.
Desde la oficina de la agencia Efe en Teherán se pudieron escuchar varias ráfagas de ametralladora poco después de que en la capital comenzaran, una noche más, los gritos de "Alahu Akbar" (Dios es el más grande) proferidos por los seguidores del candidato opositor, Mir Husein Musaví, quien ha denunciado fraude en las elecciones presidenciales.
Casi un millón de personas se manifestaron hoy en el centro de Teherán para pedir la repetición en los comicios, que según el Ministerio del Interior ha ganado el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, con cerca del 64 por ciento de los votos, casi el doble de lo obtenido por Musaví.
Al término de la manifestación resultó muerta una persona cuando, al parecer, un grupo de opositores intentaba entrar en un edificio tomado por grupos de milicianos islámicos ("Basij").
Un fotógrafo iraní explicó a Efe que varios miembros de la citada milicia abrieron fuego contra un grupo de seguidores de Musaví e hirieron de muerte a uno de ellos en la plaza de Azadi, escenario hoy de una protesta multitudinaria contra el supuesto fraude electoral.
Varias personas más resultaron heridas en choques entre los grupos de "Basij" y de opositores que secundaron la convocatoria de manifestarse pese a las advertencias de las autoridades.
Casi un millón de personas desafiaron la prohibición del Ministerio de Interior, que responsabilizó a Musaví de lo que pudiera pasar si la concentración, considerada ilegal, se llevaba finalmente a cabo.
Durante la misma, varios estudiantes denunciaron que otras cuatro personas murieron este fin de semana en enfrentamientos con la Policía en la residencia del campus de la Universidad de Teherán.
El resultado de los comicios debe ser ahora validado por el poderoso Consejo de Guardianes, que hoy ha anunciado que examinará "con detenimiento" la queja presentada por Musaví.