Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres-Dulce dice que la decisión de Fiscalía sobre el proyecto Castor se tomará en un plazo "relativamente breve"

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha anunciado este martes que las decisiones de la Fiscalía sobre el proyecto Castor se tomarán en un plazo "relativamente breve", puesto que el informe está "muy avanzado", aunque ha señalado que ha concedido una prórroga para su conclusión.
Torres-Dulce ha realizado estas declaraciones en una comparecencia ante los medios de comunicación tras mantener una reunión en la Fiscalía de Castellón, en la que también estaban presentes el fiscal superior de la Comunitat Valenciana, Antonio Montalbes, y el fiscal jefe de Castellón, José Luis Cuesta, al ser preguntado al respecto.
Así, ha indicado que está "permanentemente" informado del desarrollo de las diligencias de investigación y de las decisiones que -ha dicho- "en un plazo relativamente breve se tomarán". Según ha apuntado, "el informe está muy avanzado y podemos avanzar un horizonte relativamente cercano en cuanto a la decisión de la Fiscalía".
Aunque ha destacado que ha concedido una prórroga para la conclusión del informe, ha dicho que "no hay por qué agotarla, pues la voy a conceder condicionada por lo que me dice el fiscal jefe de Castellón y el fiscal que lleva las actuaciones a un término temporal bastante reciente". "Se me ha sometido una idea general que apruebo, pero en cuanto a la decisión final todavía no se puede avanzar", ha dicho.
CESE TEMPORAL DE LA ACTIVIDAD
El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ordenó el cese temporal de toda actividad en el almacenamiento subterráneo de gas Castor, situado en el mar frente a la costa de Vinaròs, en Castellón, mientras se recaba información sobre la actividad sísmica detectada en la zona desde el pasado año.
El cese de actividad fue decretado por resolución del director general de Política Energética y Minas, y comunicado a la empresa concesionaria de la operación del almacenamiento subterráneo, Escal UGS.
Además, la administración solicitó información al Instituto Geográfico Nacional sobre los movimientos sísmicos registrados en la zona por si tuvieran algún tipo de relación con los trabajos realizados en el almacenamiento.
El último seísmo en la zona, de magnitud 1,8 grados, se registró este lunes, según informa el Instituto Geográfico Nacional en su página web, mientras que el anterior tuvo lugar durante la tarde del pasado 4 de marzo y fue de 2,1 grados.