Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres-Dulce sólo instará la ilegalización de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) si vulnera la Ley de Partidos

Dice que está claro el fallo del TC sobre la declaración soberanista catalana
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha insistido este miércoles en que la Fiscalía no ha abierto ninguna investigación sobre la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y ha precisado que es la Ley de Partidos Políticos y la propia Constitución las que fija las normas que, de ser vulneradas, supondrían el inicio de un proceso de ilegalización. "Sería una grave decisión", ha puntualizado.
Torres-Dulce ha realizado estas manifestaciones durante un desayuno informativo organizado por Europa Press, donde ha llegado a negar tener constancia de que haya ingresado actualmente en la Fiscalía General ninguna demanda de ilegalizacón de la ANC.
A lo largo de su intervención, el fiscal general del Estado ha eludido pronunciarse sobre la posibilidad de que la Justicia deba intervenir en el caso de seguir adelante el denominado proceso soberanista y celebrarse una consulta popular en Cataluña, puesto que no le gusta dar hipótesis sobre cosas que aún no han ocurrido. No obstante, ha precisado que "la justicia interviene siempre que se quiebre la legalidad y la Constitución".
SENTENCIA TC
Igualmente, Torres-Dulce ha evitado valorar las palabras del presidente de la Generalitat, Artur Mas, que considera que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la declaración soberanista del Parlament avala el derecho a decidir de los catalanes.
"La lectura de la decisión del Tribunal Constitucional deja claro cuál es su decisión concreta" a este respecto, según el fisal general, que "no puede hacer ninguna interpretación que no sea el estricto acatamiento" de dicha resolución
Por otra parte, ha reconocido que está "absolutamente de acuerdo" con esta decisión y que el hecho de que se adoptara de forma unánime la dota de "mayor fuerza".