Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres-Dulce dice que la apertura de diligencias por Fiscalía no presupone responsabilidad penal por autoridades

El fiscal de Madrid se limita a recoger documentación y "reflexionar acerca de los hechos"
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha afirmado este viernes en relación con las diligencias abiertas por la Fiscalía de Madrid tras el contagio de ébola por la auxiliar Teresa Romero que éstas obedecen a una "práctica" común y no implican "ni la presunción de que se haya podido cometer un hecho delictivo ni ninguna responsabilidad". Por el momento se limitan a la recogida de documentación por parte del Ministerio Público.
Tras ser preguntado por este asunto después de que hiciera entrega en el Senado de la última Memoria de la Fiscalía, Torres-Dulce ha explicado que la iniciativa de la Fiscalía de Madrid se ha producido porque "cuando se tiene una noticia de un hecho que pudiera tener trascendencia penal se abren diligencias informativas sin perjuicio de que si se judicializan inmediatamente se cesa en esas diligencias de investigación".
"No hay que atribuirle más criterio que la necesaria actividad del ministerio fiscal para recoger la documentación correspondiente, no implica ni la presunción de que se haya podido cometer un hecho delictivo ni ninguna responsabilidad", ha insistido el fiscal general del Estado.
Según Torres-Dulce, "simplemente es un hecho notorio que merece pura y simplemente que el Ministerio Fiscal inicie recogida de comunicación y reflexione acerca de los hechos, no hay nada más".