Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres defiende la actividad de Nóos e insiste en que Casa Real realizaba una supervisión total

El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, ha defendido la actividad realizada por el Instituto Nóos y ha reiterado que la Casa Real realizaba un control total de éste, por lo que esto le daba una "tranquilidad adicional" en que las cosas se hacían bien.
Así lo ha destacado durante su intervención en el interrogatorio al que ha sido sometido en el marco del juicio del caso Nóos, que investiga el desvío de cerca de 6,2 millones de euros, y que se ha prolongado durante más de 28 horas.
Además, Torres ha resaltado que la actividad llevada a cabo por el Instituto Nóos era "real" tal como demuestran las facturas y que, incluso, se trabajó "por debajo del precio de mercado". "De ninguna manera" el precio de los eventos organizados por el Instituto Nóos fue "desorbitado", ha añadido.
El exsocio de Urdangarin también ha insistido en que "no hay duplicidad alguna en las facturas". "Si algún ponente trabajaba en el Valencia Summit y en el Illes Balears Fórum se le imputaba lo que correspondía a cada evento".
"EL EQUIPO CICLISTA BANESTO NO ERA LA COMISIÓN DE URDANGARIN"
Respecto al papel de Urdangarin con el proyecto de la oficina del equipo ciclista de Banesto, Torres ha aseverado que "de ninguna manera" era la comisión del marido de la Infanta Cristina.
Esto, entraría en contradicción con lo dicho por el expresidente del Govern, Jaume Matas, en su declaración, ya que dijo que Urdangarin actuó como "intermediador" para poder conseguir dicho proyecto por el que el Ejecutivo autonómico pagó 300.000 euros.
No obstante, uno de los puntos más destacados de la declaración de Torres tuvo lugar en su tercer día de interrogatorio cuando, este jueves, a preguntas de la letrada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, incurrió en una contradicción entre una manifestación realizada durante el juicio y las de la fase de instrucción.
CONTRADICCIÓN EN LA DECLARACIÓN DEL JUEVES
Este hecho provocó que la propia presidenta del tribunal, Samantha Romero, le dijese que se advertía contradicción, ante lo cual Torres dijo sentirse "confundido", que no cambia su declaración y que no quiere "entrar en juegos". Después de esto, no volvió a contestar las preguntas de Negrete.
También durante el interrogatorio a Torres de este jueves se produjo la "enérgica protesta" por parte de la defensa de la Infanta Cristina al entender que algunas de las preguntas de López Negrete eran "claramente impertinentes".
Según indicó el abogado de la Infanta, Pablo Molins, tras el interrogatorio de Manos Limpias, las preguntas que se formularon al exsocio de Iñaki Urdangarin no eran adecuadas puesto que, según recordó, la Audiencia Provincial de Palma, en mayo de 2013, ya rechazó la imputación de la Infanta sobre esta materia. "Ha preguntado constantemente sobre hechos revocados", manifestó.