Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torres: "Nunca he pagado a nadie dinero negro, ni lo he cobrado"

Señala que la 'B' que aparecía en un 'post it' que le fue intervenido en su casa correspondía "a Barclays, no a dinero en B"
Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin al frente del Instituto Nóos, ha asegurado que nunca ha pagado a nadie "en B, ni tampoco he cobrado en negro", al ser preguntado por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach sobre la supuesta contratación de empleados 'fantasma' en esta y otras empresas de su propiedad y de Iñaki Urdangarin en aras a simular la actividad de estas entidades así como justificar y "ennegrecer" los ingresos que de forma irregular obtuvieron de las Administraciones públicas.
"¿Qué ganábamos con eso?", ha espetado el acusado durante su interrogatorio en el juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos. Al ser interpelado por un 'post it' en el que figuraba la letra 'B', Torres ha asegurado que con ello no se refería a dinero negro, sino a Barclays, porque "a la Caixa le pongo 'C'". Según ha señalado, la hipoteca la firmó con la primera de estas entidades bancarias y por eso puso la letra en el papel.
"¿No tenía dinero debajo de alguna baldosa?", ha seguido preguntándole Horrach, a lo que Torres ha respondido que "no, sino que lo que tenía era una caja fuerte en la que tenía guardada cierta cantidad de dinero. El 'post it' no estaba ahí, sino en un archivador".
Sobre las contrataciones de empleados ficticios en Nóos, Torres, a quien en un momento del tenso interrogatorio Horrach se ha dirigido erróneamente con el apellido de Tejeiro, ha aseverado que "no teníamos por qué ennegrecer" ingresos, rebatiendo así las afirmaciones efectuadas en el juicio por su cuñado y excontable de Nóos, Marco Antonio Tejeiro, quien aseguró que los trabajadores en cuestión ni trabajaban ni cobraban nómina de las entidades a pesar de haber sido dados de alta en la Seguridad Social, lo que permitía aumentar los gastos deducibles a Hacienda además de disminuir la base imponible y la cuota a pagar en el Impuesto de Sociedades.
"¿Por qué dice esto Tejeiro?", le ha inquirido el fiscal, respecto a lo que Torres ha apuntado: "Prefiero no decir lo que pienso. También afirmó que no había recibido determinados documentos, y le vimos perfectamente. Le convendrá declarar así", ha espetado.
Según manifestó Tejeiro, el primer acusado en alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, mediante esta práctica tanto Urdangarin como Torres convertían los fondos de los contratos simulados en dinero negro, puesto que el importe de las nóminas, al no abonarse a los presuntos destinatarios y sí contabilizarse como gasto, desaparecía del tráfico mercantil y acababa en manos de ambos acusados. De este modo, los responsables del Instituto Nóos ennegrecían así parte de los fondos públicos percibidos.