Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores se concentran frente al Ayuntamiento de Madrid contra la externalización de servicios municipales

Aseguran que los contratos integrales se adjudicarán por debajo de su precio
Decenas de trabajadores se han concentrado este miércoles en la plaza de Cibeles, mientras se celebra el Pleno municipal, para protestar contra la externalización de servicios municipales del Ayuntamiento de Madrid, que según la secretaria de Política Local y Ciudad de Madrid de CC.OO, Isabel Rodríguez, adjudicará en seis contratos integrales "por entre un 15 y un 50 por ciento por debajo de su precio".
Pitos, trompetas y tambores han resonado este miércoles desde las 10.30 horas en la plaza de Cibeles, donde también se podrían leer pancartas con mensajes como "Contra los recortes y despidos en el sector de saneamiento urbano" o "Por un empelo justo y digno, por la gestión que Madrid merece del mobiliario urbano".
"En los pliegos anteriores primaba la parte técnica y económica, en esta es pura subasta, una subasta que bajará el precio entre un 15 y un 25 ciento", ha señalado Rodríguez, quien ha augurado que la "calidad del servicio que se está prestando va a bajar, va a haber un deterioro importante del mantenimiento de la ciudad y, sobre todo, en los barrios de la periferia".
Según ha indicado, ya han salido tres contratos: el de limpieza pública, viaria y zonas verdes, que salió a principios de agosto y que se saldó con 350 despidos; el de movilidad y estacionamiento regulado, que entrará en vigor el 2 de noviembre; y el de parques y jardines, que cubre parques emblemáticos como el de El Capricho o el de Juan Carlos I.
Rodríguez también ha explicado que faltan por licitar dos grandes bloques: el de alumbrado público y el de recogida de basuras. A su juicio, "los trabajadores, por mucho que su servicio lo gestionen concensionarias, son responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid" y, por ello, ha reclamado al Consitorio que "ejerzca sus funciones".