Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores de la EMT de Madrid se concentran en apoyo al compañero agredido y piden reforzar la seguridad

Trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) han realizado este lunes una concentración en la sede en apoyo y solidaridad con el compañero conductor que el pasado sábado fue agredido por unos jóvenes cuando trataba de defender a dos mujeres con las que se estaban metiendo y han aprovechado la acción para pedir un refuerzo de los protocolos de seguridad de la empresa.
Así lo ha señalado a Europa Press el representante de UGT en la compañía municipal, Juan José Castañedo, tras realizar esta concentración a primera hora de la mañana en la que han participado unas 50 personas de este sindicato, al que también está afiliado el conductor agredido.
Como ha explicado, han aprovechado para pedir respeto por el compañero, que no quiere ser "protagonista" de nada y que ahora se encuentra todavía recuperándose, al tiempo que han solicitado que se revisen y refuercen los protocolos de seguridad para evitar este tipo de sucesos.
Actualmente, aproximadamente la mitad de la flota de los autobuses tienen mamparas de seguridad, alrededor de 950. De hecho, todos los vehículos que se han incorporado a la flota desde 2007 la llevan incorporada, al tiempo que también se ha puesto en otros autobuses más antiguos.
Además, todas las líneas que circulan por la noche llevan este tipo de protección. En concreto, el autobús que llevaba el conductor agredido tenía mampara, por lo que se está a la espera del visionado de las imágenes de las cámaras de seguridad, que la EMT ha pasado a la Policía Nacional, para determinar cuáles fueron las circunstancias.
Ayer el trabajador agredido interpuso, con el apoyo de los servicios jurídicos de la EMT, la denuncia correspondiente en la Policía Nacional, que también procedió a detener a tres presuntos responsables de la agresión, a los que se les ha tomado declaración y ya están en libertad.