Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trasladado desde Francia el miembro de ETA Zigor Merodio Larraona, reclamado por un delito de extorsión

Agentes de la Policía Nacional han trasladado este jueves desde Francia al etarra Zigor Merodio Larraona, al que se relaciona con el 'aparato financiero' de la banda, encargado de recaudar fondos, entre otros métodos, por medio del 'impuesto revolucionario'.
Los agentes adscritos a la División de Cooperación Internacional han trasladado al etarra hasta Madrid para ser entregado de forma temporal a España a petición del Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional por los delitos de extorsión y pertenencia a organización terrorista.
Merodio, nacido en Bilbao el 25 de julio de 1974, fue arrestado en 2006 en la localidad de Burdeos (Francia) junto a Kiskitza Gil de San Vicente Gurrutxaga, a quienes la Policía encuadra en el 'aparato financiero' de la banda, encargado de recaudar fondos, entre otros métodos, por medio del 'impuesto revolucionario'.
El arresto se produjo cuando intentaban saltarse un control de alcoholemia que había establecido la Gendarmería francesa y tras una persecución por las calles de la ciudad francesa. Los gendarmes encontraron en el interior del vehículo documentación en euskera. Merodio portaba una pistola y ambos se identificaron como miembros de ETA, según los datos recogidos por Europa Press.
COMANDO ATXARRE
Hasta el momento de su detención en 2006, Zigor Merodio se encontraba huido desde 1996, cuando huyó tras la puesta en marcha de una operación contra el 'comando Atxarre', un grupo de apoyo a ETA que se dedicaba a recopilar información sobre posibles objetivos de la banda para el 'comando Vizcaya'.
El talde al que pertenecía había reunido información sobre empresarios, miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado y sobre una persona que se dedicaba a tráfico de drogas. El grupo hacía llegar a la cúpula etarra sus informaciones mediante un buzón situado junto al frontón de la Universidad de Leioa.
Inició su andadura en ETA a través de la 'kale borroka', donde participaba en sabotajes con el que fuera jefe del aparato militar, Garikoitz Aspiazu. Durante esa etapa, se considera que participó en la quema de un autobús y en el ataque a una sucursal bancaria en 1992.