Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trasladan a la Base Naval de Las Palmas restos de fuselaje del helicóptero del SAR siniestrado en aguas canarias

El buque EDT ARES de la empresa Phoenix International ha trasladado durante la madrugada de este viernes a la Base Naval de Las Palmas de Gran Canaria restos del fuselaje del helicóptero del Ejército del Aire que el pasado 19 de marzo cayó al mar cuando realizaba prácticas de rescate al sur de la isla de Fuerteventura.
Así lo ha confirmado fuentes del Ministerio de Defensa a Europa Press, que han indicado que se continúan con los trabajos de localización de los cuerpos de los militares que aún no se han podido recuperar.
Esta semana el robot Remora II de la empresa Phoenix International, contratada por Defensa para este rescate, localizó restos humanos que podrían pertenecer a los dos militares que aún no han podido ser encontrados, previamente ya habían recuperado los cuerpos de dos de los militares fallecidos y gran parte de la aeronave siniestrada.
El helicóptero siniestrado pertenecía al 802 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, con sede en Gando (Gran Canaria), y dependía del Mando Aéreo de Canarias (MACAN). Se trata de un helicóptero conocido como 'Super Puma', una versión mayor y mejorada del SA 330 Puma, que, entre otras misiones, ha estado desplegado en Heart (Afganistán).
En el aparato viajaban el pasado 19 de marzo cinco tripulantes, de los que sólo fue rescatado con vida el sargento Johnander Ojeda. Los otros cuatro militares desaparecidos son el capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega Cortés y Sebastián Ruiz Galván, y el mecánico sargento Carlos Caramanzana Álvarez. Estos cuatro estuvieron desaparecidos hasta este pasado domingo, cuando fue localizado el aparato hundido.