Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas contará con más recursos humanos para fiscalizar las cuentas de los partidos políticos

El Tribunal de Cuentas contará con más recursos humanos para fiscalizar las cuentas de los partidos políticos en su nuevo Departamento de partidos Políticos, fruto de una reorganización de la institución que pretende así afrontar las nuevas atribuciones y competencias en esta materia que le confiere la Ley de control de la actividad económico-financiera de los partidos, aprobada el pasado mes de marzo.
En una nota de prensa, el organismo fiscalizador explica que en la última reunión plenaria se acordaron una serie de medidas encaminadas a lograr una "mayor racionalidad y eficiencia" de las actuaciones para reducir los plazos de la realización de sus informes y de tramitación de los expedientes sancionadores.
Así, la principal novedad es que la Unidad de Fiscalización de la Contabilidad de Partidos Políticos se transformará en el Departamento de Partidos Políticos, que contará con una organización "más homogénea" además de tener en plantilla un director técnico, un asesor jurídico y más recursos humanos de nueva incorporación procedentes del Cuerpo Técnico de Auditoría y Control Externo del propio Tribunal.
SIN INCREMENTO DE GASTO
Todo ello sin que se produzca un incremento de gasto en el presupuesto del organismo, ya que la dotación presupuestaria necesaria quedará cubierta con remanentes de anteriores reorganizaciones internas del personal, según se destaca en la nota de prensa.
Por otra parte, el Tribunal que preside Ramón Álvarez de Miranda también pretende realizar un "uso más intensivo" de las tecnologías de la información mediante la implantación de un sistema informático para que los partidos políticos puedan remitir toda la documentación y contabilidad por medios telemáticos, lo que permitirá hacer "más comprobaciones en menos tiempo" y, así, reducir los plazos de aprobación de los informes.