Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo cita a Garzón como imputado por los cobros de Nueva York

Garzón ha denunciado "intereses ajenos a la Justicia" contra él. FOTO: EFE / Archivotelecinco.es
El Tribunal Supremo admitió a trámite el pasado mes de enero la querella de dos abogados por prevaricación, cohecho y estafa contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. La querella se interpuso en relación con el dinero que el magistrado percibió del Banco Santander durante su estancia en la Universidad de Nueva York en los años 2005 y 2006. Además, ambos abogados pidieron al Consejo General del Poder Judicial la suspensión del juez de manera cautelar.
Los letrados querellantes, José Luis Mazón y Antonio Panea, relacionaron la percepción de 302.000 dólares por parte de Garzón con la decisión de éste de no admitir a trámite posteriormente una querella formulada contra directivos del Banco Santander, entre ellos su presidente Emilio Botín, en el proceso penal por las "cesiones de crédito".
El Tribunal Supremo tiene abiertos otros dos procesos judiciales contra el magistrado : uno por declararse competente para investigar las desapariciones durante el franquismo y la Guerra Civil y un tercero por las escuchas a imputados del caso Gürtell.
Garzón consideró la semana pasada que es un "ciudadano normal" que aspira a tener "las garantías de todo ciudadano ante la Administración de justicia" y aseguró que "cuando toque" procurará demostrar su "inocencia".  CGS