Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo anula los dos laudos arbitrales en el conflicto de Iberia y sus pilotos

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS) ha anulado los laudos arbitrales que pusieron fin al conflicto entre Iberia y su sindicato de pilotos Sepla, dictados el 24 de mayo de 2012 y el 21 de diciembre de 2012, por "contener disposiciones que exceden del objeto del arbitraje y que limitan derechos de terceros", informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.
El asunto se encontraba pendiente de resolver en el TS, después de que la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional (AN) rechazara anular el segundo laudo entre Iberia y sus pilotos, en su sentencia del 12 de marzo de 2013, tras los recursos presentados por Iberia e Iberia Express. En dicho fallo establecía que no eran laudos independientes sino un solo procedimiento arbitral.
El TS rechaza en una sentencia el recurso presentado por el Sepla al estimar que Iberia y su filial "no constituyen un grupo de empresas irregular" y no tienen responsabilidad solidaria, por lo que la filial "no podía considerarse representada en el arbitraje por la empresa matriz".
En otra sentencia, sobre el segundo laudo, dictado el 21 de diciembre de 2012, tras la anulación del primero por la Audiencia Nacional, la Sala de lo Social estima los recursos de Iberia e Iberia Express y decreta la nulidad del laudo por las mismas razones que el primero.
El origen del litigio se remonta a la creación, a finales de 2011, de Iberia Express, la filial del corto y medio radio de la compañía que realizó su primer vuelo el 25 de marzo de 2012, y cuya creación desembocó en varias jornadas de huelga por parte del sindicato de pilotos Sepla y la cancelación de cientos de vuelos.