Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo confirma la repetición del juicio contra la mujer acusada de matar a su marido en Tafalla en 2009

El Tribunal Supremo ha confirmado que el juicio contra la mujer acusada de matar a su marido en Tafalla el 2 de noviembre de 2009 deberá repetirse con un nuevo jurado popular, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) a través de un comunicado.
La Sala de lo Penal del Supremo ha inadmitido el recurso presentado por la defensa de la procesada contra la decisión del TSJN, que el pasado febrero anuló la sentencia que absolvía a la procesada tras el veredicto exculpatorio emitido por el jurado popular.
Al igual que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el Supremo sostiene que el veredicto debió ser devuelto al jurado "para despejar las contradicciones y dudas evidentes y un resultado absurdo como el producido".
Este auto dictado por el Supremo es firme, por lo que en los próximos meses deberá celebrarse de nuevo la vista oral con un nuevo jurado y bajo la dirección de otro magistrado presidente.
Recuerda el TS, por ejemplo, en el auto que en la sentencia del jurado se declaran probados que la acusada, María Pilar Marcos "ejecutó directa y materialmente, por sí misma, la acción de clavar un cuchillo, de los utilizados para cortar el pan, con una longitud de 25 centímetros, en la zona del pulmón izquierdo, de José Antonio Gil Silva, causándole la muerte por hemorragia masiva".
Pero que además, se añadía que "no ha sido probado ni que durante la discusión y forcejeo la acusada hubiese dirigido el cuchillo contra José Antonio, ni que se hubiese representado como altamente probable o como posible que durante el forcejeo se clavara el cuchillo en el pecho de José Antonio".
El Supremo indica, además, que en la decisión del jurado, que considera era "arbitraria" y "absurda", se rechazaba la intención de matar pero "necesariamente se infería el dolo de muerte de los hechos considerados probados". "Se ha comprobado que la eliminación del ánimo de matar entra en conflicto con el resto de elementos objetivos declarados probados", expone.
Según el TS, el veredicto del jurado "contiene contradicciones claras y manifiestas" que "hubieran determinado y exigido su devolución al jurado para que, con las explicaciones oportunas, resolver y clarificar las mismas".
Agrega que, "ante la incoherencia y falta total de lógica, llegándose incluso a rechazar hechos que resultaban favorables para la acusada, es por lo que acertadamente el TSJ ha resuelto celebrar un nuevo juicio con un jurado diferente".