Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo respalda la actual política sobre los homosexuales en el Ejército

La Casa Blanca ha dicho que no impedirá que el Pentágono expulse del ejército a gays y lesbianas de considerarlo necesario. EFE/Archivotelecinco.es
El Tribunal Supremo de Estados Unidos respaldó hoy la política del Pentágono que prohíbe a los homosexuales que sirven en las Fuerzas Armadas expresar abiertamente su condición sexual, al desestimar una apelación que cuestionaba la constitucionalidad de la medida.
La máxima instancia judicial estadounidense decidió no aceptar la apelación planteada por el ex capitán del Ejército James Pietrangelo II, contrario a la política de "no preguntes, no lo digas" que sigue el Pentágono respecto a los homosexuales.
El ex militar había solicitado al Supremo que dictaminase que esa política, que se remonta a la presidencia de Bill Clinton (1993-2001), era inconstitucional.
Pietrangelo y otros ex 11 militares presentaron una demanda ante un tribunal de Apelaciones de Boston por la política de "no preguntes, no lo digas", pero el citado tribunal la desestimó.
El ex capitán fue el único miembro del grupo que decidió llevar su caso ante el Supremo.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicó durante su campaña electoral el año pasado que respaldaría la eliminación de las políticas del Pentágono que prohíben a los homosexuales servir abiertamente en el Ejército.
Pese a las promesas de campaña, Obama no ha dado ningún paso en esa dirección desde que llegó a la Casa Blanca en enero pasado.
De hecho, la residencia oficial estadounidense ha dicho que no impedirá que el Pentágono expulse del ejército a gays y lesbianas de considerarlo necesario.