Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Trillo encargó repatriar cuanto antes los cadáveres"

Beltrán ha sido el tercer testigo en declarar en la segunda sesión del juicio que desde este martes se sigue en la Audiencia Nacional contra tres altos mandos militares.  El general Beltrán, tras detallar su estancia en Turquía, ha indicado que allí no se trató la cuestión de que si antes de partir debían estar todos los cadáveres identificados.

En este sentido, ha matizado que "todos los féretros tenían número, pero no tenían nombre" y ha reconocido que firmó un documento turco en el que se señala que algunos cadáveres no están identificados.

"No debía firmar eso, pero bueno lo firmé y lo asumo", ha lamentado el general, que declaró como imputado en la fase de instrucción de este caso.  Ante esta situación, el general Beltrán ha admitido que se fió del general Vicente Navarro (uno de los tres acusados) quien le dijo que los 62 cadáveres estaban identificados.

Llegar a tiempo al Funeral de Estado

El capitán Antonio González Hernández, uno de los enfermeros que viajó con la delegación militar enviada a Turquía para identificar y repatriar a las víctimas, ha asegurado en la Audiencia Nacional que sus superiores les metieron prisa para acabar de reconocer e introducir en féretros a los cadáveres porque había que llegar a tiempo al Funeral de Estado.

"Nos dijeron que había que darse prisa para salir y acabar con el enferetrado porque había que llegar a una hora determinada porque se iba a hacer el funeral de Estado", ha dicho González Hernández ante el tribunal en una declaración que contradijo la versión ofrecida en el juicio por los tres acusados.

Defensa estaba informada

Por su parte, el comandante auditor jurídico militar Alberto Ruiz de los Paños ha revelado que cuando llegó a Madrid, dos días después del accidente, informó al Ministerio de Defensa que volvían 30 de los 62 militares fallecidos sin identificar.

Así lo ha puesto de manifiesto Ruiz de los Paños, quien acudió con la delegación oficial española a Turquía como miembro del servicio jurídico de las Fuerzas Armadas.

En contra de lo declarado por el general Vicente Navarro, principal acusado, el comandante jurídico ha señalado que escuchó a las autoridades turcas comunicar a los mandos militares españoles (generales Vicente Navarro y José Antonio Beltrán) que habían entregado 32 cadáveres identificados y 30 sin identificar.

También ha comparecido como testigo el teniente coronel médico José Benito del Valle, quien ha afirmado que acudió a Turquía con una misión "no muy definida" y como experto en investigación en accidentes aéreos "no pude hacer nada". CGS / RSO