Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El dueño de Trui pasará probablemente mañana a disposición judicial

Agentes del cuerpo de la policía trasladan documentación incautada a los juzgados de instrucción de la capital balear, en el caso Ibatur. EFE/Archivotelecinco.es
El dueño de la empresa de espectáculos y eventos Grup Trui, Miquel J.P., detenido ayer en el marco de la "operación Pasarela", pasará probablemente mañana, miércoles, a disposición judicial, han informado a Efe fuentes judiciales.
El detenido se encuentra en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Palma y esta tarde, a las 16:00 horas, aún no había prestado declaración ante la Policía y la Fiscalía Anticorrupción a la espera de que se analice toda la documentación requisada.
La Policía Nacional registró durante el día de ayer la sede de esta empresa en Marratxí, por su vinculación con el "caso Ibatur", que investiga el supuesto desvío de fondos y cobro de comisiones del Instituto Balear de Turismo durante la pasada legislatura del PP.
Este desvío de dinero público se habría hecho, tal y como sospecha Anticorrupción, mediante contratos irregulares a diversas empresas, entre las que se contaría Trui.
La primera fase operativa de esta operación comenzó el 29 de junio y en ella fueron detenidas trece personas. Todas ellas quedaron en libertad con o sin fianza, y además la Policía registró cinco empresas y una fundación en Mallorca y Madrid relacionadas con el Ibatur.
En una segunda fase, iniciada la semana pasada, fueron arrestados dos publicistas cuyas empresas trabajaron para el Ibatur, y el sábado el juez instructor de la causa, el magistrado Juan Ignacio Lope Sola, dictó prisión sin fianza para el ex director de dicho organismo público Juan Carlos Alía.
Finalmente, ayer se detuvo al dueño de Trui, en una operación que se lleva investigando más de un año en el Juzgado de Instrucción número 2 de Palma.