Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Twitter también combate al Estado Islámico

Twitter también combate al Estado IslámicoEfe

A su manera, Twitter también lucha contra el Estado Islámico. Precisamente lo hace en uno de los frentes más exitosos del grupo terrorista: la propaganda en Internet. La red social ha eliminado cuentas usadas por los yihadistas para difundir sus actividades criminales y en especial la decapitación de ciudadanos occidentales y las amenazas a sus respectivos Gobiernos.

Según los datos recogidos por Europa Press, Twitter ha eliminado algunas de las cuentas más activas a la hora de difundir el video de la ejecución del cooperante británico David Haines el pasado septiembre. Es el caso de cuentas como @Abu1Bara2Al3dol, @511ALMQATI, @AljazrawiFaisal, @moslama_1, @alkataab88, @sgtdf, @Battar1438, @oxo4477, entre otras.
Cuando se intenta acceder a ellas ahora tan solo aparece un escueto mensaje de Twitter donde se indica: "Lo sentimos, ese usuario se encuentra suspendido". Según confirma un portavoz de la red social consultado al respecto, este es el mensaje que emplea Twitter cuando ha eliminado una cuenta, aunque añade que nunca se especifican los motivos.
Algo parecido sucedió con los principales difusores de la campaña titulada "A second message to America report" en el que el Estado Islámico mostraba al mundo la decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff. En este caso fueron suspendidas también cuentas que habían publicitado esa decapitación como @2000Tojik, @mhb1234 o @w_jor3, entre otras cuentas analizadas por Europa Press.
INTENTAN BURLAR LA ACCIÓN DE TWITTER
Expertos en la monitorización de estos perfiles radicales en las redes sociales han detectado que los yihadistas intentan burlar estas restricciones creando nuevas cuentas con nombres parecidos para seguir actuando en Internet difundiendo la propaganda del grupo liderado por el 'califa Ibrahim', Abu Bakar Albagdadi.
Al ser preguntados por los criterios que emplea Twitter para suspender una cuenta, los portavoces de la red social consultados remiten a 'Las Reglas de Twitter' y a las 'Condiciones de Servicio'. Ahí explica que "no vigila de manera activa ni censura el contenido de los usuarios, excepto en limitadas circunstancias" entre las que se encuentra "publicar o enviar amenazas de violencia directa o específica contra otros".
Asimismo Twitter deja claro que "el usuario no podrá utilizar el servicio para ningún propósito ilícito ni promoción de actividades ilegales". "Los usuarios internacionales aceptan cumplir con toda ley local referente a cualquier conducta en línea y contenido aceptable", añaden estos parámetros que sentencian: "cualquier infracción de las Reglas de Twitter es causa de suspensión permanente de todas las cuentas", también "las cuentas creadas para remplazar a las cuentas suspendidas serán permanentemente suspendidas".
A JUICIO DE LA RED SOCIAL
"Twitter se reserva el derecho de eliminar tu cuenta de inmediato sin notificación adicional en caso de que, a su juicio, infrinjas estas Reglas o los Términos de servicio", insiste.
La estrategia lanzada con motivo de la decapitación del cooperante británico (grabada y editada por la misma productora que en ocasiones anteriores: Al-Furqam), Estado Islámico introdujo elementos novedosos que propiciaron una difusión si cabe más efectiva en menos tiempo. Para ello sustituyeron la plataforma rusa vk.com que emplearon en anteriores ocasiones y utilizaron la página www.justpaste.it, muy popular en todo el mundo de intercambio de archivos y direcciones de páginas web, según un estudio realizado por el especialista Javier Lesaca.
Fue en torno a las 22.45 (hora española) cuando el Estado Islámico colgó el video de la decapitación a través de varios enlaces hacia diversas páginas web de descargas de videos, así como un código de encriptación MD5 (para asegurar que los archivos descargados no estén infectados de ningún virus).
A la hora de transmitir el video, los mensajes iban acompañados de una serie de palabras clave para dirigir y guiar las conversaciones en las redes sociales. En este caso, la carta de presentación del asesinato fue "A Message to the allies of America" (Un mensaje para los aliados de América). Emplearon el inglés y el árabe y a los pocos segundos esas palabras clave se convirtieron en el hastag #amessagethealliesofamerica en twitter.
1.200 TUITS EN DOS HORAS
Precisamente fue en esa red social donde el conglomerado de cuentas de militantes y simpatizantes del Estado Islámico comenzaron una difusión masiva y global de una acción criminal del grupo yihadista y la acompañaban con amenazas. Sólo en las primeras dos horas 621 cuentas tuitearon en inglés 1.226 tuits con imágenes, videos y enlaces relacionados con la decapitación de David Haynes. Solamente a través del hastag #amessagetothealliesofamerica llegaron a un millón de usuarios únicos en menos de dos horas.
A partir de ahí, el impacto de esta última gran campaña de propaganda criminal es inabarcable, en gran parte por el uso de otra novedad por parte de los terroristas. Diversas cuentas vinculadas Estado Islámico comenzaron a sugerir a través de su hastag #amessagethealliesofamerica, otros hastags que en ese momento eran trending topics mundiales, sobre todo en Reino Unido, país de origen de su última víctima.
De este modo, se enlazaron a conversaciones guiadas por hastags como el de #HappybirtdhayNiall, una conversación en torno al cumpleaños del cantante de la popular banda juvenil One Direction. Otro hastag que 'parasitaron' fue #Fireintheboothcypher, un concierto de hip hop en directo en Reino Unido o #Lastnightofhteproms, un espectáculo musical ofrecido por la BBC.
REUNIÓN DE LA UE CON TWITTER Y FACEBOOK
El uso de las redes sociales por parte de los grupos yihadistas son una preocupación para los Gobiernos occidentales. Todos los representantes de Justicia e Interior de la Unión Europea celebraron el miércoles una cena de trabajo a la que por primera vez asistieron los directivos de las principales compañías de Internet como Microsoft, Google, Facebook y Twitter.
En ese encuentro, el secretario de Estado de Seguridad español, Francisco Martínez, defendió la necesidad de colaboración entre los estados y estas compañías privadas para luchar contra las estrategias del terrorismo yihadista en las redes sociales e Internet.
Martínez aseguró que el uso de Internet es un elemento común en la mayoría de las operaciones que se han llevado a cabo en España contra el terrorismo yihadista y que, por ello, es necesario trabajar en estrecha colaboración para "hacer de la colaboración público-privada la herramienta clave en la lucha contra este fenómeno y que, a su vez, permita imponer una contranarrativa que anule los mensajes de los radicales en la Red".
Martínez trasladó a sus socios europeos y a los máximos responsables de la industria tecnológica la necesidad de impulsar una serie de medidas para optimizar la colaboración público-privada. Entre ellas destacó el desarrollo de herramientas tecnológicas que faciliten el trabajo de los investigadores como programas de geolocalización o un software que permita la navegación encubierta y la designación de puntos de contacto institucionales estables entre ambos sectores.
Además, insistió en la necesidad de trabajar conjuntamente para minimizar los accesos anónimos a Internet y para impulsar la realización conjunta de actividades formativas.