Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos el director general del ICBC en Madrid y otros cuatro directivos

La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha iniciado una operación contra el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) con sede en Madrid, según han informado fuentes de la investigación. El director general de la sucursal en Madrid del banco chino y otros cuatro responsables de la entidad han sido detenidos. La operación tiene su origen en la denominada 'operación Snake' llevada a cabo por el mismo cuerpo policial en mayo del año pasado con más de 30 detenidos vinculados con la mafia china a los que se les acusaba de diversos delitos, entre ellos, el blanqueo de capitales.

Estas mismas fuentes han precisado que la operación, en colaboración con la Fiscalía Anticorrupción, persigue un presunto delito de blanqueo de capitales en el que presuntamente incurrió la entidad. Los agentes se han personado en la sede del Banco en Madrid y se prevé la detención de varios cargos directivos de la entidad.
La Guardia Civil ha emitido un comunicado en el que confirma la puesta en marcha de esta operación bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número siete de Parla (Madrid) y de la Fiscalía Anticorrupción. Los agentes de la UCO registran la sede de ICBC, situada en el Número 12 del Paseo de Recoletos en la capital.
"Las investigaciones evidenciarían como, desde la sucursal en Madrid del banco ICBC, se facilita la introducción en el circuito financiero de fondos cuyo origen se encuentra en la supuesta comisión de delitos de contrabando, contra la Hacienda Pública y contra los derechos de los trabajadores, de manera que se posibilita su transferencia a China dotándoles de la apariencia de legalidad suficiente", explica la Guardia Civil.
Una de las organizaciones criminales que habrían blanqueado sus activos a través de esta entidad sería la desarticulada por la UCO el pasado mes de mayo en el marco de la 'operación Snake' con un montante, conocido hasta el momento, de 40 millones de euros.
En esta actuación están participando la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la AEAT y la agencia de la Unión Europea EUROPOL.
La operación está siendo ordenada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Parla, cuyo titular ha ordenado la entrada y registro en la sede de la entidad situada en el número 12 del Paseo de Recoletos de Madrid y otros domicilios y sedes cuya ubicación aún no ha trascendido.
Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press apuntan a que la operación será larga y puede llevar todo el día, en función de cómo vayan desarrollándose dichos registros. El titular del Juzgado se encuentra ahora mismo en la sede de la entidad dirigiendo directamente la operación junto a agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y del fiscal Anticorrupción.
CONEXIÓN CON LA OPERACIÓN SNAKE
La operación iniciada este miércoles contra el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tiene su origen en la denominada 'operación Snake' llevada a cabo por el mismo cuerpo policial en mayo del año pasado con más de 30 detenidos vinculados con la mafia china a los que se les acusaba de diversos delitos, entre ellos, el blanqueo de capitales, informan a Europa Press fuentes de la investigación.
Estas mismas fuentes precisan que las pesquisas desarrolladas desde entonces por el Instituto Armado revelaron una conexión entre el banco chino y la trama desarticulada el pasado mayo en cuanto al blanqueo de capitales. En la 'operación Snake' fueron detenidos en concreto 32 integrantes de una red dedicada al tráfico internacional de mercancías eludiendo el pago de los impuestos asociados a las mismas.
Asimismo fueron imputadas casi medio centenar de personas por los delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, contra los derechos de los trabajadores, contrabando, pertenencia a organización criminal y falsedad documental.
Se hicieron además 65 registros domiciliarios en las provincias de Madrid, Barcelona y Valencia. En la Comunidad de Madrid, las actuaciones más relevantes tuvieron lugar en la zona de Vallecas y Usera de la capital y en el polígono de Cobo Calleja de Fuenlabrada.
El presunto fraude cometido por los detenidos en la 'operación Snake' ascendía al menos a más de 14 millones de euros y movimientos de capitales, vinculados a los cauces de blanqueo utilizados, que alcanzarían los 300 millones de euros.