Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y EEUU logran un acuerdo de acogida de algunos detenidos de Guantánamo

Vista general del antiguo Campamento "X Ray" de la base naval estadounidense de Guántanamo, en Cuba. EFE/Archivotelecinco.es
La Unión Europea y Estados Unidos cerraron hoy un acuerdo sobre el traslado de detenidos de Guantánamo que por ahora no compromete a Washington a acoger a algunos de esos presos, dijeron hoy fuentes comunitarias.
El acuerdo, que será aprobada formalmente y sin debate el lunes por los ministros comunitarios de Exteriores, complementa el pacto alcanzado la pasada semana en la UE sobre un sistema para que algunos de esos detenidos lleguen a los países europeos que deseen acogerlos.
El texto recibió hoy los últimos toques en una reunión de embajadores ante la UE y tras una serie de negociaciones por vídeoconferencia con responsables estadounidenses.
El documento, en forma de declaración conjunta, recalca que la "responsabilidad primaria" de cerrar Guantánamo y encontrar una residencia para los detenidos que puedan ser liberados "recae en Estados Unidos".
Sin embargo, Washington no se compromete a acoger en su territorio a algunos de esos detenidos, ya que el Gobierno del presidente Barack Obama no ha concluido aún el proceso de revisión de todos los casos y de establecimiento de una nueva política en esta cuestión, indicaron las fuentes.
Una versión anterior del documento señalaba: "tomamos nota de que Estados Unidos reconoce su responsabilidad de aceptar a algunos antiguos detenidos que indiquen el deseo de ser admitidos en Estados Unidos".
Los europeos esperan que EEUU acoja finalmente a algunos de los detenidos, pero por ahora Washington no puede comprometerse por escrito, según explicaron las fuentes.
El texto recuerda que Estados Unidos ha pedido ayuda para encontrar residencia a algunos de los presos que sean liberados y que "por razones imperativas" no pueden volver a sus lugares de origen y han mostrado su interés en ser recibidos en países europeos.
Además, el Gobierno de Washington dice que "estudiará" la posibilidad de contribuir, caso por caso, a los costes que los Estados de la UE incurran al recibir a esos ex detenidos.
Todos los demás aspectos relacionados con la recepción de los ex presos se tratarán de forma bilateral entre EEUU y los países europeos implicados.
El acuerdo establece que Estados Unidos compartirá con los lugares de acogida "toda la información", incluida la confidencial, referente a cada persona que sea transferida.
Los europeos basan su disposición al compromiso de Obama de cerrar Guantánamo y dar un giro a su política antiterrorista, por lo que la UE y sus países miembros "desean ayudar a EEUU a pasar página".
Por ahora, sólo un ex detenido de Guantánamo no europeo ha sido acogido por un país de la UE: el argelino Lakhdar Boumediene, que se encuentra en Francia desde mayo pasado.
Hoy se anunció que cuatro antiguos presos, ciudadanos chinos de la minoría uigur, serán reasentados en Bermudas, mientras que EEUU mantiene conversaciones con la isla pacífica de Palau para enviar a otros trece detenidos de esa misma procedencia.
Pekín había manifestado reiteradamente su deseo de que le fueran transferidos los ciudadanos chinos detenidos en Guantánamo.